caixabank Espavila voluntariado Digitalizacion 01
El uso básico de herramientas informáticas fomenta la inserción social y mejora la calidad de vida./ EA

El Programa de Voluntariado CaixaBank desarrolla un ciclo de sesiones teórico-prácticas denominadas ‘Digitalización del tercer sector’ con el objetivo de impulsar la innovación y digitalización entre las entidades sociales y entre los técnicos y profesionales que trabajan en ellas, para así llegar también a las personas en situación vulnerable.

Reducir la brecha digital en el tercer sector se ha convertido en una prioridad para la entidad financiera dentro de su programa de Acción Social, puesto que en el contexto actual de pandemia se ha agravado este problema.

El citado programa, impulsado por Voluntarios de CaixaBank y Deloitte, se inició el año pasado en diversas comunidades autónomas. Desde enero de 2021 ya se han desarrollado más de 130 talleres con cerca de 50 entidades sociales de todo el país, en los que han participado más de 80 voluntarios, generando 345 horas de acción solidaria y beneficiando a 1.644 personas en riesgo de exclusión, así como a los técnicos que trabajan con ellas, según ha informado la entidad organizadora.

En el conjunto de Castilla y León, se han impartido desde enero sesiones que han beneficiado a cerca de 90 personas vulnerables. En Segovia, los voluntarios CaixaBank han impartido talleres de Excel básico para un grupo de 19 beneficiarios de la Asociación Espávila.

caixabank Espavila voluntariado Digitalizacion 02
El Programa de Voluntariado CaixaBank cuenta con 4.600 miembros activos./EA

Los talleres se han desarrollado de forma online y con recursos adaptados a los participantes. En las intervenciones, los voluntarios han expuesto de manera cercana y sencilla conceptos básicos en el uso de esta herramienta de Office, así como pautas para su aplicación y la gestión de datos.

El objetivo es que, tanto los colectivos en riesgo de exclusión como los técnicos de las entidades sociales puedan aprender el uso básico de algunas herramientas informáticas para fomentar su inserción social y la mejora de su calidad de vida. Tal como ha puesto de manifiesto la pandemia, uno de los grandes retos de esta implementación digital es “posibilitar el acceso a las herramientas y recursos a todas las personas para poder reducir la brecha digital existente, que pone en clara desventaja a los colectivos más vulnerables”, señalan desde el Voluntariado CaixaBank.

La acción social es uno de los pilares del Plan de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de CaixaBank dentro de su modelo de banca socialmente responsable, según señala la entidad en un comunicado. Además del apoyo a la distribución de ayudas económicas de la Fundación ‘la Caixa’, Acción Social CaixaBank impulsa el voluntariado corporativo a través de su Programa de Voluntariado formado por empleados en activo de la entidad y su grupo de jubilados y prejubilados de ambas organizaciones, así como de amigos, familiares y clientes.

En 2020, la iniciativa cumplió su decimoquinto aniversario de labor solidaria. En total, en el último año, alrededor de 4.600 personas comprometidas han formado parte del voluntariado activo de CaixaBank, participando en más de 4.250 actividades solidarias. Además, CaixaBank organiza la Semana Social, en la que se movilizan decenas de miles de voluntarios. Gracias a todos ellos, se ha contribuido a ayudar a más de 133.000 personas vulnerables en todo el país en materia de educación financiera e inserción laboral, salud, pobreza infantil y otras.