Vista para sentencia una demanda por trabajos para el festival Sé_Cine

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Segovia celebra el juicio por la reclamación de cantidades al Ayuntamiento por parte de un director de fotografía contratado en 2020

La demanda presentada por uno de los profesionales que realizó trabajos en 2020 para la que iba a ser la primera edición de Sé_Cine, la muestra de cine europeo de Segovia heredera de Muces, quedó vista para sentencia este lunes en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Segovia, tras un juicio verbal en el que intervinieron como testigos algunos de los integrantes de la asociación Trípode Cultural.

El concejal de Cultura, Alberto Espinar, al igual que hizo en marzo, cuando se conoció la existencia de dos demandas civiles por parte de sendos profesionales que trabajaron en la organización del citado festival, afirma que “a nivel político, consideramos que se ha realizado esa labor y no tenemos problema, todo lo contrario, en abonar el importe que corresponde pero sí es verdad que hay un reparo de la Intervención municipal, que es el servicio que fiscaliza todos los movimientos de pagos”.

Espinar explica que un informe de Intervención, de junio de 2021, indica “que no se puede efectuar el pago y tendrá que ser el Juzgado que en su momento dijo que el contrato con Trípode Cultural no se ajustaba a la legalidad, el que diga si tenemos que pagar; y cuando lo haga tomaremos las acciones pertinentes”.

El edil de Cultura reconoce que otras facturas relacionadas con la organización de Sé_Cine, que finalmente no se llegó a celebrar en 2020 por la pandemia, sí se abonaron, aunque señala que se hizo antes de la citada sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Segovia de marzo del año pasado, que declaró no ajustado a derecho el contrato de adjudicación de la dirección de este evento cultural.

El denominado caso Trípode supuso un fuerte revés para el gobierno municipal en 2021 e incluso obligó a la que fuera edil de Cultura, Gina Aguiar, a renunciar a su acta de concejal, en parte por la citada sentencia, y en parte por la presión de la oposición en el Ayuntamiento de Segovia, incluso del Grupo Municipal de Izquierda Unida, que forma parte del equipo de gobierno.

Como se recordará, en agosto de 2020 el Ayuntamiento de Segovia formalizó un contrato menor por importe de 14.999 euros (18.148,79 con IVA) con Trípode Cultural pero también llevó a cabo otros contratados privados con profesionales del sector —por un importe cercano a los 12.000 euros en total (sin IVA)— relacionados con la organización de la nueva muestra de cine, entre ellos el del demandante, director de fotografía, que ayer no asistió a la vista porque está trabajando en Barcelona.

Hay otra profesional que formó parte del equipo que organizó esa muestra a la espera de otro juicio verbal por una reclamación similar, en este caso en un procedimiento abierto en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Segovia.