El creador del Festival, Fernando Martín, y la concejala de Cultura, Gina Aguiar. / El Adelantado
Publicidad

Segovia respira cultura; lo hace todo el año y también durante el verano, gracias a propuestas como el Festival Vete al Fresco, en el que las terrazas de bares y restaurantes de la ciudad se vuelven el escenario en el que de viernes a domingo decenas de grupos se dan a conocer en busca de un hueco en el panorama musical.

La XII edición del consolidado festival comenzará este viernes 26 de julio y se desarrollará durante todos los fines de semana hasta el 12 de octubre. El evento, cuya programación completa y localizaciones aún no está cerrada, cuenta por ahora con la colaboración de 20 establecimientos, que son el motor de Vete al Fresco.

“Más allá de lo bonito que es pasear por Segovia escuchando música en cada rincón, es muy importante destacar que la participación de los hosteleros permite que los grupos segovianos tengan la oportunidad de hacerse escuchar y de trabajar, que es lo más importante del festival”, destacó la concejal de Cultura, Gina Aguiar, durante la presentación.

El objetivo de la organización es alcanzar el medio centenar de restaurantes y bares colaboradores que participaron en la pasada edición, así como superar los 100 conciertos que pudieron disfrutar los segovianos en 2018.

Eso en cuanto a números, secundarios para el creador del Festival, Fernando Martín, quien recalca que las metas de Vete al Fresco siguen siendo las mismas que hace doce años: “El objetivo es dinamizar la ciudad, dar la posibilidad a los músicos de tocar y permitir que los hosteleros desarrollen una actividad que antes estaba vetada”.

Del 26 al 28 de julio

El viernes, Kike Jambalaya y Guss & Friends actuarán en La Fonda Ilustrada y El Rincón de Raúl, respectivamente. El sábado, será el turno de Sinloko en Canavans y Carretera y Manta en el Pub Celia. Cerrará el fin de semana, el domingo, Almadera en el Bar Rubi.