romancero gitano
La Casa de la Lectura albergó la lectura de la inmortal obra del poeta granadino, realizada por varias personas. / NEREA LLORENTE

El hispanista irlandés Ian Gibson decidió orientar su carrera como investigador de la cultura hispánica al encontrar en una pequeña librería de Dublín un ejemplar del ‘Romancero gitano’, escrito por Federico García Lorca en 1928. La obra del poeta granadino caló muy hondo en la mente del historiador por la descarnada y pasional recreación que hacía en los versos de sus 18 romances dedicados a un pueblo unido desde hace cinco siglos a la cultura española, a la que ha aportado una pátina que ha contribuido a la singularidad de España como país crisol de culturas.

Nada mejor para recordar la esencia del pueblo gitano que acercarse a la obra de Lorca, y así lo hizo la Fundación Secretariado Gitano en Segovia, organizando en el marco de las actividades del Día del Pueblo Gitano que cada 8 de abril pone en valor la presencia de esta etnia en la sociedad y reclama una mayor integración.

La Casa de la Lectura fue el lugar elegido para la lectura continuada de este romancero, introducida por el coordinador de la Fundación en Segovia, Luis Martínez Cuadrado, que recordó la trascendencia de esta celebración, así como su carácter reivindicativo para una comunidad que se esfuerza a diario por la integración.

La lectura del romance fue iniciada por la concejala de Servicios Sociales, Ana Peñalosa, subrayando con su presencia el apoyo de la ciudad a este colectivo; y por el estrado fueron pasando distintas personas para leer los distintos pasajes del romancero .

Los actos concluirán este sábado en la Casa de la Lectura con una jornada dedicada a los niños, donde se leerán y escenificarán cuentos con temática dedicada a los gitanos.