4 1nerea web 3
El gerente de Asistencia Sanitaria, Jorge Elízaga (i), el delegado territorial de la Junta en Segovia, José Mazarías (c), y el jefe del Servicio Territorial de Sanidad, César Montarelo.

La campaña de la gripe de 2021 se iniciará el próximo martes, 26 de octubre, en una operación que se extenderá hasta finales de enero y en la que se pretenden administrar cerca de 60.000 a lo largo y ancho de la provincia de Segovia.

Como ya se indicó hace unos días, la primera parada de la campaña será las 42 residencias de mayores de la provincia, donde se administrará el antiviral a los usuarios de los centros junto con la vacuna del neumococo a los usuarios que no la tengan.

En estos centros se inyectará una vacuna de la gripe ‘reforzada’, la tetravalente con alta carga antigenética, especial para personas de alto riesgo.

Una vez completada esta primera etapa, se abrirá la campaña a la población general nacida antes de 1951, este inclusive. De esta forma, los mayores de 70 años podrán pedir que se les administre este antiviral junto con la tercera dosis de refuerzo contra la Covid-19 en la misma cita, siempre que la persona quiera recibir ambas.

De esta forma se facilitará de forma general a la horquilla poblacional por encima de los 69 años el acceso a ambos sueros de forma simultánea a medida que se vayan cumpliendo los seis meses desde la segunda dosis frente al SARS-CoV-2, tal y como se establece en la ficha técnica vacunal.

Este segmento poblacional tendrá que acudir de forma “escalonada” por franjas de edad. De esta forma, se empezará por los mayores de 90 años, para después ir bajando por tramos etarios de cinco en cinco años hasta alcanzar a los de 70.

Para mayores de 60 años “la vacuna de la gripe será gratuita, voluntaria y universal”. Los servicios sanitarios indican que la campaña durará hasta finales de enero siempre que la situación epidemiológica lo permita.

La presentación de la campaña corrió a cargo del delegado territorial de la Junta en Segovia, José Mazarías, el gerente de Asistencia Sanitaria de Segovia, Jorge Elízaga, y el jefe del Servicio Territorial de Sanidad, César Montarelo.

Los responsables sanitarios advirtieron que la campaña entre mayores de 70 años se iniciará “en cuanto lleguen las vacunas contra la gripe” que se van a administrar y se termine con las residencias, muy posiblemente a principios de noviembre.

El gerente de Asistencia Sanitaria señaló que aparte de las particularidades antes comentadas, se van a llevar a cabo dos modelos dentro de la provincia, uno para las zonas básicas de salud urbanas, Segovia Rural y San Ildefonso, y otro para el resto de zonas de salud de la provincia.

De esta forma, en el primer modelo se administrarán las vacunas en el centro de vacunación, antiguo centro Covid, y se tendrá que recurrir al sistema de autocita. El horario de actividad será de 8,30 a 20 horas.

El acceso a la tercera dosis de la vacuna Covid y a la vacuna de la gripe será simultáneo para los de 70 años y mayores, de modo que todas las personas que quieran vacunarse con ambos sueros se citarán bien por los canales automáticos, (aplicación Sacyl Conecta o web de Sacyl) o llamada telefónica a su centro de salud, seleccionando la opción ‘vacuna Covid’ que le ofrecerá la locución.

En el segundo modelo, la vacunación se administrará en los centros de salud de referencia de cada zona básica de salud en horario de tarde, de 15,30 a 20 horas. En esta ocasión, se recurrirá al sistema de llamamientos, por lo que las autoridades piden a la población que quieran recibir los antivirales que estén atentos a la cartelería y los medios de comunicación para conocer los horarios y fechas de cada franja de edad.

En todo caso, tanto en el área urbana como en el medio rural, toda persona mayor de 70 años a quien según su tramo etario le corresponda vacunarse de la gripe y no desee vacunarse de la tercera dosis contra la Covid podrá acceder a la cita para recibir la vacuna contra la gripe llamando a su centro de salud.

Asimismo, en el medio urbano y en el rural, a quienes por sus circunstancias personales no puedan acudir al punto de vacunación que les corresponda se les facilitará ambos sueros de manera lo más cercana posible a su domicilio.

Por su parte, Montarelo señaló la recomendación de que todas las personas de riesgo se vacunen contra la gripe.

Los grupos de riesgo sanitario que tienen recomendada la vacuna antigripal son las personas de 60 años y más; adultos y niños mayores de seis meses que padezcan enfermedades crónicas; personas con discapacidad y/o déficit cognitivo; pacientes crónicos de cualquier edad institucionalizados; niños y adolescentes, de entre seis meses y dieciocho años, que reciban tratamientos prolongados con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar el síndrome de Reye tras la gripe; personas con obesidad; y niños entre los seis meses y los dos años de edad, con antecedentes de prematuridad menor de 32 semanas.

La vacunación se estima necesaria también para residentes de cualquier edad en instituciones; trabajadores de centros sanitarios; personas que puedan transmitir la gripe a pacientes de riesgo: trabajadores de centros asistenciales de mayores, trabajadores sociales de similar dedicación; cuidadores y convivientes con personas de riesgo; estudiantes en prácticas en centros sanitarios; servicios esenciales para la Comunidad: bomberos, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, Protección Civil, etc.); trabajadores de granjas y mataderos de aves/porcino y otros relacionados con el medio ambiente; y personal de centros educativos de Castilla y León en cualquier nivel de enseñanza.

La vacunación antigripal es primordial para los enfermos crónicos, por cuanto les protege de los posibles agravamientos y complicaciones que, en sus patologías de base, pueda causar la gripe, por lo que es fundamental que se inmunicen ante la enfermedad.

El jefe del Servicio Territorial de Sanidad remarcó la complejidad de la labor a realizar al incluir diferentes antivirales que cambian entre los diferentes segmentos poblacionales, admitiendo que esta campaña “es un reto para el que estamos preparados”. Además, señaló que los índices señalan que “la gripe ya está en la provincia” y que como en años anteriores, exceptuando 2020 en el que “no hubo epidemia de gripe”, se espera “el pico a finales de diciembre o principios de enero”.

Mazarías llamó a la población diana a vacunarse contra la gripe, destacando la “singularidad y complejidad” de la campaña de este año. “Supone un esfuerzo mayor que el de anteriores campañas”, aclaró el delegado territorial.

La campaña contra la gripe pretende administrar 60.000 vacunas, 8.000 más que las inyectadas en 2020. Esta última superó por mucho las 32.000 que se pusieron en el año 2019.