4 1 WEB 1
Mapa del avance del plan parcial de Prado del Hoyo, que recoge la distribución del suelo entre distintos tipos de industria, zonas comerciales y de servicios, etc.

Uno de los puntos más relevantes del pleno que el Ayuntamiento de Segovia celebrará mañana jueves es la propuesta de aprobación de la novación (modificación) del convenio urbanístico que el consistorio segoviano suscribió en su momento con la Asociación de Propietarios de Prado del Hoyo, una gran bolsa de suelo industrial situada en una zona estratégica del municipio, junto a la autopista AP-61 y la estación de alta velocidad ferroviaria.

El portavoz del Grupo Socialista, Jesús García Zamora, ha recordado que el Ayuntamiento de Segovia ha entrado este año a formar parte de la Asociación de Propietarios de Prado del Hoyo, ya que se trata de terrenos mayoritariamente privados.

Por esa razón, esta novación del convenio consiste básicamente “en cambiar el modelo de gestión, de manera que se pase del actual sistema de compensación, en el cual los promotores privados hacían absolutamente todo, a un sistema de cooperación en el cual vamos de la mano Ayuntamiento y asociación”, ha explicado el también primer teniente de alcalde y concejal de Desarrollo Económico y Empleo.

Esa cooperación se traduce en un reparto del trabajo pendiente para desarrollar este suelo industrial, de manera que los propietarios elaborarán el plan parcial y el Ayuntamiento se encargará de los proyectos de urbanización, así como de la reparcelación.

Sostiene García Zamora que el objetivo final es acelerar e impulsar ese desarrollo industrial “que tiene una extraordinaria importancia para la ciudad” en la medida en que se va a poner a disposición del tejido empresarial más de un millón de metros cuadrados de suelo industrial y teniendo en cuenta, sobre todo, que ya hay “proyectos industriales muy maduros”, así como también avanza el proyecto de ubicar allí un centro logístico y un puerto seco.

El siguiente paso es precisamente la aprobación en el primer semestre del año que viene del plan parcial, una herramienta urbanística necesaria para el desarrollo de este suelo industrial, teniendo en cuenta que el pleno municipal ya aprobó un avance del mismo el pasado mes de julio en un pleno extraordinario y por unanimidad.

Hay que indicar que el pasado mes de noviembre, tras una reunión con responsables de la Asociación Provincial de Industrias de la Construcción (APIC), fuentes municipales informaron de que el gobierno municipal trabajaba para que la aprobación inicial del citado plan parcial fuera una realidad antes de que finalice 2021.

Posteriormente, a mediados ya de este mes de diciembre, el equipo de gobierno municipal anunció un acuerdo entre el Ayuntamiento y los propietarios mayoritarios de los terrenos de Prado del Hoyo para la firma de la novación del convenio, con la previsión de que esta se aprobase en próximo pleno, como así parece.

Paralelamente la Concejalía de Urbanismo ha estado trabajando este año para elaborar estudios necesarios como el arqueológico, acústico, de movilidad, etc. Precisamente, el pasado mes de abril, García Zamora informó de una modificación presupuestaria que, entre otras partidas, incluía una de 54.000 euros para la elaboración de estos estudios.

En este sentido, en febrero se adjudicaron dos contratos menores, uno por importe de 12.342 euros (IVA incluido) para la asistencia técnica en la redacción del documento inicial estratégico y el estudio medioambiental estratégico, y otro de 12.100 euros para la asistencia técnica de un equipo especializado para elaborar el estudio de actualización de movilidad del sector; en abril se formalizaron otros dos contratos por importe en un caso de 2.347 euros para actualizar el estudio de acústica y por valor de 9.619 euros el otro, con el encargo de elaborar el estudio arqueológico.

Hay que tener en cuenta que tras la aprobación inicial del plan parcial es preceptivo abrir un plazo de información pública y otro de tres meses para recabar distintos informes sectoriales, la mayor parte a organismos de la Junta de Castilla y León, trámites necesarios para proponer su aprobación definitiva.

Antecedentes

El concejal de Desarrollo Económico y Empleo ha recordado que el desarrollo de este suelo urbano tiene una larga historia que comenzó en mayo de 2008, cuando se aprobó un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y la entidad empresarial estatal y pública SEPES. Sin embargo, ese acuerdo fue recurrido en los tribunales por la Asociación de Propietarios de Prado del Hoyo y una sociedad mercantil. Paralelamente, la primera presentó su plan parcial, así como unos estatutos de la junta de compensación, cuya aprobación denegó el pleno municipal en octubre de ese año, aunque la asociación recurrió los acuerdos del consistorio segoviano.

Finalmente, en 2010, SEPES renunció a la actuación urbanística industrial de esta zona y el convenio con el Ayuntamiento quedó sin efecto, al tiempo que la Asociación de Propietarios desistía también de sus recursos. Ese mismo año los propietarios del suelo, incluyendo la citada sociedad mercantil, presentan un convenio de adaptación y ordenación de Prado del Hoyo que en esta ocasión sí aprueba el pleno municipal en diciembre de 2010.

El Ayuntamiento se comprometió entonces a tramitar y aprobar las modificaciones de planeamiento urbanístico, así como los planes de desarrollo e instrumentos de gestión, dentro de la legalidad y en 2011 se inicia la tramitación de un plan parcial que, aunque fue aprobado inicialmente por la Junta de Gobierno Local del consistorio en mayo de 2011, no se tramitó y finalmente se acordó cerrar el expediente en 2013.

En mayo de 2014 se aprobó inicialmente otro plan parcial para este suelo industrial y se elaboraron ya los estudios hidrológico, de tráfico y acústico, así como el de impacto ambiental. En la tramitación del plan, al recabar los correspondientes informes sectoriales, la Ponencia Técnica del Consejo de Urbanismo de Castilla y León planteó distintas cuestiones, entre ellas una relativa a la posibilidad de implantar una gran superficie comercial, en base al plan de usos del sector industrial futuro, que motivó una modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Segovia (PGOU).

Sin embargo, durante el periodo de información pública, una de las dos alegaciones fue la presentada por la empresa propietaria de unos terrenos que están destinados en el planeamiento urbanístico a la construcción de una rotonda de acceso a la nueva zona industrial.

Además, la Junta trasladó la necesidad de completar el Estudio de Impacto Ambiental presentado y así se lo trasladó el Ayuntamiento a los propietarios. Pero el tiempo transcurrió y en 2018 hubo un requerimiento por parte de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente advirtiendo de la próxima declaración de la caducidad del expediente, lo que finalmente ocurrió en noviembre de 2019.

En septiembre de 2020, la Asociación de Propietarios se dirigió por escrito al Ayuntamiento interesándose por solucionar desde el punto de vista legal y urbanístico, el problema de los terrenos de la rotonda de acceso. Desde entonces se han llevado a cabo varias tramitaciones, incluyendo modificaciones en el PGOU y, sobre todo, el pasado junio se firmó un convenio con la empresa propietaria de esas parcelas, lo que ha permitido desbloquear nuevamente la iniciativa.