Urbanismo necesita más personal para conceder las licencias que llevan retraso

El Plan General de Ordenación Urbana se está revisando y se convocarán plazas para arquitecto

04 1
Urbanismo va a convocar una plaza de jefatura de sección para arquitecto responsable de la construcción de licencias. / MIGUEL ÁNGEL FERNÁNDEZ

La próxima vez que se encuentre paseando por Segovia, fíjese bien en todo lo que que hay a su alrededor: en la ubicación de los edificios, en la forma de las calles, en el emplazamiento y cuidado de los monumentos… Todo ello es fruto de siglos de labores de urbanismo, es decir, el estudio de la planificación y ordenación de una ciudad. Algo que hoy en día sigue vigente a través de la concejalía del mismo nombre, cuya área de trabajo es, posiblemente, la más antigua de todas, ya que está presente desde los inicios de Segovia, desde su concepción como ciudad, desde que empezaron a colocarse sus primeras estructuras y se debió pensar cuál era el mejor lugar para hacerlo.
Desde las elecciones municipales de este año, el puesto de edil de Urbanismo en el Ayuntamiento de Segovia lo ocupa el abogado Alejandro Gómez Salamanca, quien también es el segundo teniente de alcalde. Su función gira alrededor de la planificación, la gestión y la ejecución del desarrollo urbano de la ciudad, siendo esta área la encargada de conceder licencias y disciplina urbanística. Sus competencias incluyen también la promoción y gestión de la vivienda de protección pública y la conservación y rehabilitación de la edificación.
Además, esta concejalía también es la responsable de proteger, gestionar, mantener y conservar algo tan importante para Segovia como es el Patrimonio Municipal e histórico. Una tarea que incluye el inventario de bienes de la ciudad, los elementos urbanos incluidos en las zonas históricas y los bienes de interés cultural (BIC), que hay muchísimos (solo en esta legislatura se han aprobado seis). Esto hace que la labor urbanística en Segovia sea algo más compleja que en otros municipios, ya que lo primero que tiene que buscar es proteger sus valores paisajísticos y ambientales, que no son precisamente pocos. González Salamanca reconoce que esto condiciona en gran medida la gestión, pero por otro lado “la hace muy interesante, porque mantener este patrimonio es algo esencial y muy importante para el Ayuntamiento y para el futuro de la ciudad”.

LICENCIAS Y PLANES

El actual concejal de urbanismo afirma que, cuando llegaron al Gobierno, allá por el mes de mayo, se encontró con un área que, al parecer, llevaba ya un tiempo sin ninguna dirección política, especialmente en lo referido a la gestión del Patrimonio: “No se tenían criterios de qué es lo que se debe hacer ni qué es lo que le interesa a la ciudad de Segovia para progresar. Aparte, había un déficit importante de personal. La mayoría de personas que había trabajando en esta área no eran funcionarios de carrera con una relación permanente con el Ayuntamiento y, además, había algunas plazas vacantes”, afirma González Salamanca. Estos problemas habrían dificultado mucho la gestión de Urbanismo, siendo la principal causa de que haya un retraso importante en la concesión de licencias. Por ello, una de las primera tareas que se han puesto en marcha en esta concejalía durante la presente legislatura ha sido hacer un plan de choque para tratar de sacar adelante todas esas licencias que hay atrasadas.
Los principales proyectos para esta área de Gobierno se incluyen Plan de Urbanismo y Obras del Partido Popular, el cual está articulado en seis bloques: modelo de ciudad, infraestructuras, barrios, accesos y viales, gestión urbanística y vivienda. El objetivo de este programa es hacer de Segovia una ciudad bien habitable, que ofrezca multitud de edificios de diferentes tipos que coincidan con los gustos de vida de sus vecinos. Para ello será necesario revisar tanto el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) como el Plan Especial de las Áreas Históricas (PEAHIS). El edil afirma que ya se está realizando el estudio estratégico y el desarrollo de aquellos sectores que están sin desarrollar, particularmente Prado del Hoyo, que se piensa acometer de manera inmediata.
Según afirma González Salamanca, el principal problema de Segovia, que vendría de lejos, es que no ofrece suelo para los promotores, lo cual termina afectando a las personas que están buscando vivienda, en especial los jóvenes. Por otro lado, que el mencionado plan en revisión no atendió a las necesidades de la ciudad cuando se redactó, ya que “lo que quieren los ciudadanos es una determinada tipología de casas, que pueden ser unifamiliares, adosadas, pareadas, etc., pero que dependen de la capacidad económica de cada uno y que no tenemos en la ciudad”. El edil pone de ejemplo de esto a municipios como Palazuelos, San Cristóbal o Tres Casas, que han ganado vecinos en los últimos años gracias a tener viviendas de ese estilo.

MÁS PERSONAL

Para ayudar con todos los planes, en especial en lo relativo a las licencias, el consistorio va a convocar, de manera inmediata, una plaza de jefatura de sección para arquitecto responsable de la construcción de licencias. Este tendrá un apoyo importante, además del personal que en este momento está en el servicio, de otros tres o cuatro arquitectos más, cuya convocatoria también se prevé que salga pronto y con carácter interino por la acumulación de tareas.
De momento, parece que González Salamanca se está encontrando con apoyo por parte de los funcionarios para acometer estas medidas. El problema es, afirma, “que por mucho que se quiera, si no se tienen medios personales, no se sacan adelante los temas en el tiempo que queremos”. Aún así, también subraya que está notando una cierta mejoría en cuanto a la tramitación, dándose determinadas instrucciones para que se agilicen los procedimientos, aunque espera que todo esto se note más cuando se incorporen los trabajadores que hacen falta.

ALEJANDRO GONZÁLEZ-SALAMANCA

CANDIDATOS ELECCIONES MUNICIPALES PP 2023
Alejandro González Salamanca, concejal de Urbanismo de Segovia./ M.A.F.

Alejandro González Salamanca es, sin duda, uno de los concejales con más experiencia que hay ahora en el Ayuntamiento de Segovia. Y no solo por ser el de más edad con 65 años, sino también por su historial. Licenciado en Derecho, es secretario interventor de Habilitación Nacional desde 1980, ha ocupado el puesto de Jefe de Servicio de Asesoramiento a Municipios en la Diputación Provincial de Segovia, además de ser el secretario del Consorcio Provincial de Medio Ambiente. Además, es también el Presidente del Colegio Oficial de Secretarios, Interventores y Tesoreros de la provincia de Segovia. Ahora afronta una nueva etapa política en la gestión del área de Urbanismo de Segovia.

—¿Quería dedicarse a la política cuando estudiaba Derecho o eso vino después?
— Mi idea y mi trayectoria vital ha sido ejercer como funcionario de habilitación nacional en distintos ayuntamientos. Los últimos 20 años ha sido en la Diputación Provincial como jefe de servicio de asesoramiento a municipios y el ejercicio profesional de la abogacía. Eso ha sido mi vida personal hasta ahora. El salto a la política como tal ha sido más esta última etapa y lo hago con mucha ilusión.

—¿Y cómo fue ese salto? ¿Cómo acaba formando parte de la candidatura de José Mazarías?
— Me parecía que podía aportar algo a la ciudad de Segovia, en la que he nacido y he vivido siempre, y tuve la grandísima suerte de que el actual alcalde me ofreció un puesto de relevancia, por lo que estoy muy agradecido. También agradezco mucho al Partido Popular que me haya incluido en sus filas.

—¿Qué experiencia se ha llevado de sus etapas anteriores?
— Yo soy municipalista. Me gusta mucho la administración local porque creo que es una administración cercana y que conozco bastante bien. Me parece que con una buena gestión municipal se pueden prestar grandes servicios a los vecinos, que es, al fin y al cabo, lo que a mí me mueve: tratar de devolver lo que me ha dado la sociedad segoviana pues desde un puesto político.

—Usted que es asesor en municipios, ¿tiene ahora en su puesto como concejal asesores que hacen esa labor? ¿Cómo son de importantes?
— Los tengo y son muy importantes, porque a veces me cuesta abandonar mi posición de funcionario para pasar a la de concejal, pero afortunadamente tengo gente muy cualificada en el Ayuntamiento, de la que recibo un gran apoyo.

—¿Sigue ejerciendo de abogado?
— No, hace ya tiempo que no llevo ningún asunto. Eso sí, me llevo de esa etapa una experiencia y un conocimiento de lo que es el mundo del derecho y lo acabas viendo todo desde un ángulo quizás más profesional que otras personas. Pero vamos, los conocimientos y la experiencia te sirven en la política como todos los aspectos de la vida.

—¿Y echa de menos la labor de abogacía?
— No, eso ya es una etapa pasada. Ahora en lo que yo tengo interés es en desempeñar mis funciones como concejal de Urbanismo lo mejor que pueda.

—Tanto ser abogado como político son profesiones de cierto “riesgo”, que están sometidas a mucha crítica. ¿Cuál de las dos labores diría que es más compleja?
— Ambas son complejas. Ser abogado es ser un profesional defiende la ley y el derecho y es algo difícil, ciertamente, porque es una profesión sometida a una contradicción en los tribunales. Y ser político aquí en una democracia también es un trabajo duro, que está sometido a la crítica constante y también a opiniones contradictorias. Pero aun así no las llamaría “de riesgo”. Son distintas maneras de prestar servicios a la sociedad. Claro que estás sometido al debate público, sobre todo en política, pero también es una ventaja, porque si puedes aportar, tienes preparación, estás arropado por un buen equipo de gobierno y piensas que tienes proyectos muy claros para la ciudad, pues es una profesión apasionante y bastante agradable de desempeñar.

—Como concejal más mayor del equipo de Gobierno, ¿qué puede aportar con su veteranía?
— Simplemente que tienes un poquito más de experiencia, pero a veces la experiencia es que te has equivocado más veces que otros, así que es algo que hay que valorar con mucho cuidado, porque hay que saber aprender de esos errores. Lo que hay que tener es conocimiento, formación y ganas de trabajar, que eso yo creo que me sobra. No doy tanta importancia a esa experiencia porque toda la gente con la que forma parte del Gobierno, con independencia de su edad, tiene una preparación y una cualificación muy importante.

—¿Cuáles son sus retos personales en esta legislatura?
— A mí lo que me gustaría es acabar este mandato corporativo habiendo cumplido el programa electoral que llevamos. Sabemos que es un reto muy difícil, sobre todo con los medios que tenemos, pero lo vamos a intentar. Lo que pretendemos es que, cuando acabe esta legislatura, se note un cambio para mejor en la ciudad de Segovia.