UPyD solo convence a Ciudadanos para reforzar los casos Caja Segovia

Las mociones del grupo magenta para que el consistorio interrumpa la relación con Bankia y se persone en los tribunales de Justicia fueron rechazadas por PSOE y PP

2

El Grupo de UPyD sólo consiguió convencer a los dos concejales de Ciudadanos para que votaran a favor de las mociones que presentó ayer al pleno y que, de haberse aprobado, supondría un claro posicionamiento político de la corporación en relación con los casos judiciales relacionados con Caja Segovia, el de las prejubilaciones millonarias de directivos y el de la sociedad Navicoas, que llevó a hipotecar patrimonio de la entidad como el Torreón de Lozoya, entre otros inmuebles.

En las mociones UPyD pedía por un lado que el Ayuntamiento interrumpiera toda relación con Bankia hasta que no se levante la citada hipoteca “y se repare el daño causado” y, por otro, que la institución se persone en las dos causas abiertas sobre Caja Segovia en juzgados de la ciudad.

El encargado de defenderlas fue Cosme Aranguren, quien sostuvo que es necesaria una posición política porque su trascendencia va más allá de lo que ocurra en los juzgados. Desde Ciudadanos, María José García se mostró de acuerdo y recordó que en el consejo de administración había ocho consejeros de PP y PSOE de un total de 17, apelando a la “limpieza democrática” para apoyar la moción, mientras su compañero de grupo, Juan Manuel Alcalde, señaló que “es sabido por todos el escándalo y la inquietud que hay en la ciudad de Segovia” por estos casos, justificando de esta manera las medidas propuestas por la formación magenta.

En el Grupo Municipal Popular, Azucena Suárez defendió que se deje actuar a la Justicia y abogó por el “sentido común” y por buscar el beneficio de los ciudadanos, recordando las aportaciones de Bankia a eventos organizados desde la corporación. Como Aranguren había acusado al Ayuntamiento de contribuir a “un lavado de imagen” de Bankia, la edil del PP lo negó. Así, afirmó que “los segovianos son conscientes de lo que ha ocurrido con Caja Segovia pero no se soluciona rompiendo la relación con una entidad financiera; por encima de todo está el interés de la ciudad”. Asimismo, la portavoz popular, Raquel Fernández, explicó la negativa de su grupo a la personación del Ayuntamiento en los casos Caja Segovia por motivos económicos, principalmente, y aprovechó para criticar el elevado número de contenciosos que ya tiene el consistorio y la distinta vara de medir del equipo de gobierno, haciendo referencia al recurso que se presentó contra el Ayuntamiento de Palazuelos por la licencia del palacio de congresos de La Faisanera.

Por último, el portavoz socialista, Alfonso Reguera, dijo por una parte que el Ayuntamiento no puede interrumpir unilateralmente la relación con Bankia —ahora un banco público, insistió— tanto en cuentas de tesorería como en financiación, porque no es fruto de la voluntad del equipo de gobierno sino de un concurso en el que pueden participar todas las entidades legalmente establecidas. Aranguren le recordó que lo que sí puede hacerse es renunciar a convenios de colaboración. Por otro lado, desde el Grupo Socialista votaron en contra de personarse en los casos Caja Segovia judicializados “porque crearía un precedente y el Ayuntamiento no puede convertirse en parte justiciera; para eso existe el sistema judicial y el Ministerio Fiscal”.