4 1 nerea web 2
Los centros educativos de Segovia mantendrán activos los protocolos frente al Covid con los que comenzaron el curso, e incluirán nuevas instrucciones sobre las cuarentenas en los próximos días. / NEREA LLORENTE

Cerca de 24.000 alumnos y 3.000 docentes y trabajadores de centros educativos de la provincia de Segovia regresan hoy a las aulas para reanudar la actividad lectiva con total presencialidad en plena explosión de la sexta ola de la pandemia del Covid-19 y con la nueva variante ómicron demostrando una fuerza de contagio arrolladora.

Para padres, profesores y la propia Administración hay muchas incógnitas por disipar en cuanto a lo que pueda ocurrir en esta vuelta de las vacaciones de Navidad dada la capacidad de sorpresa que viene manifestando la pandemia desde su aparición. Hay una clara confianza en la seguridad de los centros y en la responsabilidad demostrada de los profesores y las familias en el cumplimiento de los protocolos anticovid, pero eso no quita que también haya cierta incertidumbre en cuanto a las situaciones que se puedan presentar.

La Federación de madres y padres del alumnado de centros públicos de Segovia ‘Fedampa Antonio Machado’ considera que “la presencialidad en las clases de nuestros hijos e hijas es incuestionable”.  Una vez más, la presidenta de Fedampa, Noelia del Barrio, defiende que “los centros han demostrado su seguridad a lo largo de este tiempo de pandemia gracias al esfuerzo de profesorado, alumnado y familias” si bien entiende que es necesario extremar todas las precauciones y ser prudentes en otros ámbitos donde se mueven los niños como las actividades extraescolares y las deportivas.

Para la federación, que agrupa a cerca de 80 asociaciones y unas 5.500 familias de la ciudad y de la provincia de Segovia, el alumnado debe regresar a sus aulas con toda normalidad porque la brecha digital es aún una realidad tanto en lo referente a dispositivos como en habilidades digitales y porque existe un problema socioemocional en los menores cada vez más significativo, como consecuencia de la pandemia, que se vería de nuevo agravado. “Muchos de estos menores están alcanzando niveles de dependencia de las redes sociales y dispositivos digitales preocupantes” dice el colectivo de padres señalando que un posible cierre de aulas, como hace unas semanas se estaba planteando “volvería a limitar su ocio e interacciones, reforzándose dicho uso”. También consideran intocable la presencialidad porque la conciliación familiar y laboral sería “imposible”.

Además, “la vacunación del alumnado y la tercera dosis del profesorado deben servir para mantenerse tranquilos en los centros”, dice Noelia del Barrio.

Un 32,1 % de los niños de entre 5 y 11 años habían recibido al menos una dosis de la vacuna contra el Covid hasta el pasado viernes, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad correspondientes a las horas previas a la vuelta a las aulas tras las vacaciones de Navidad.  Según Sanidad, son 3.349.276 los menores de entre 5 y 11 años que tienen que ser vacunados. El pasado 15 de diciembre se les comenzó a administrar el suero y, en menos de un mes, ya la han recibido 1.076.522 en toda España.

Este porcentaje de niños vacunados se tienen que empezar a notar, como ocurrió cuando se  inició la vacunación con los adultos, en las residencias”, señala Noelia del Barrio. La presidenta de la Fedampa entiende que “las próximas semanas van a ser complicadas porque no hemos alcanzado el pico de la sexta ola y hay una alta incidencia en la calle” pero asegura que entre las familias hay más confianza que preocupación ante el regreso a las clases. “A nosotros no nos han llegado alarmas de los padres —apunta—; estábamos más preocupados hace un año”. Respecto a las nuevas recomendaciones hechas desde el Gobierno de España sobre las cuarentenas, la presidenta de la Fedampa entiende que se basan en los criterios de los expertos y “unas nos gustarán más y otras menos pero hay que respetarlas”. Recuerda que la mayoría de los niños son asintomáticos y “tener a un niño en casa encerrado si se encuentra bien es complicado”.

Instrucciones

La Comisión de Salud Pública (Ministerio de Sanidad y comunidades autónomas) determinaba el pasado viernes recomendar cuarentena para todo un aula siempre que se den al menos 5 casos de Covid, o estén afectados al menos el 20 % de los alumnos, en un periodo igual o inferior a 7 días.

Hasta ahora en un aula burbuja se aplicaba confinamiento y cierre con un solo positivo y, de momento, hoy seguirá utilizándose esta medida en los centros de la provincia de Segovia y en el conjunto de Castilla y León, hasta que la Junta traslade nuevas instrucciones siguiendo la recomendaciones de la comisión nacional.

Así lo ha explicado el director provincial de Educación, Diego del Pozo, quien precisa que “nosotros seguimos con los mismos protocoles que teníamos y esperamos las nuevas instrucciones”. En todo, Diego del Pozo defiende que Castilla y León aplica desde el inicio del curso unos protocolos frente al Covid más exigentes que los de otras comunidades en cuanto a la distancia de seguridad en el aula, el uso de la mascarilla, el uso de medidores de CO2, la aplicación de geles, la ventilación cruzada, por lo que entiende que ahora tendrá que introducir menos cambios y solo aplicar nuevas medidas sobre las cuarentenas.

 Bajas de profesores

Diego del Pozo considera razonables la incertidumbre que rodea la vuelta a las aulas, pero lanza un mensaje de tranquilidad porque “seguimos con el mismo protocolo que el año pasado permitió que Castilla y León fuese la única Comunidad que mantuviera la presencialidad en todos los niveles educativos durante todo el curso. Funcionó el entonces y volverá a funcionar ahora, con el añadido de que contamos con la vacunación”. Aún así insiste  hay que estar alerta y cumplir de forma estricta de las medidas de seguridad.

La cobertura de las bajas de los profesores es uno de los temas que más preocupa a las familias y a los docentes. La Fedampa se muestra beligerante en esta materia.  “Hasta este mismo lunes (hoy) no vamos a saber cuántos profesores hay de baja y pensando que la incidencia puede crecer, pedimos a la Junta que habilite un sistema para sustituir rápidamente a los maestros y profesores de baja” dice Noelia del Barrio. Fedampa recuerda que en situación pandémica no se pueden juntar a varios grupos en una clase o salón para que un profesor de guardia asuma los alumnos de un compañero ausente.

Diego del Pozo pide prudencia y asegura que hay sistemas para afrontar la cobertura de las bajas. “No nos pongamos la venda antes de la herida; de momento el número de bajas que tenemos es muy pequeño”, dice el director provincial  de Educación.

Cribado masivo

El secretario de Enseñanza de UGT Segovia, José Sánchez, critica la “improvisación que está mostrando la Administración educativa” ante el regreso de los alumnos y profesores a las aulas en plena explosión de contagios de Covid y lamenta que no se hayan adoptado con tiempo medidas de seguridad, como la realización de un cribado masivo a los docentes antes de reencontrarse hoy con sus alumnos y compañeros.

También recrimina que el profesorado dejara de ser considerado profesional esencial en la proceso de vacunación y por eso “la tercera dosis ha llegado tarde”. “Ocurre lo de siempre, nadie se acuerda de los docentes hasta que la situación se complica y nos necesitan”, se queja el representante de UGT. Su preocupación inmediata es que ante un posible incremento de profesores afectados por la pandemia no se cubran las bajas con diligencia o no se lleguen a cubrir en ningún momento porque hay especialidades en las que no hay candidatos en las bolsas de contratación.