Universitarios y gitanos, doble orgullo

El XII Encuentro de familias y estudiantes gitanos de Castilla y León traza acciones para reducir el abandono escolar

17

Ser universitario y ser gitano son dos motivos de orgullo que no entran en contradicción sino que se refuerzan. Ni hay que cerrar puertas a la multiculturalidad en las aulas universitarias ni hay que perder identidad cultural por entrar en ellas. Estas reflexiones y sentimientos fueron compartidos ayer por las más de cien personas que participaron en el XII Encuentro de familias y estudiantes gitanos de Castilla y León, que tuvo lugar en la Real Casa de la Moneda de Segovia.

La reunión, que organiza la Fundación Secretariado Gitano (FSG) de Castilla y León, contó con la asistencia de  estudiantes y padres de alumnos de diferentes niveles educativos, llegados de Burgos, León, Palencia, Salamanca, Valladolid, Zamora así como de Segovia, que se mostraron dispuestos a derribar tópicos a base de mucha y buena educación. Así lo demostraron varios licenciados y graduados en carreras de ciencias y de letras que compartieron sus experiencias con los que siguen su estela.