Unidas Podemos promete sacar del “ostracismo” a las provincias “de segunda”

El candidato del partido a la Junta de Castilla y León, Pablo Fernández, aboga por medidas de “discriminación positiva” para esos territorios

Fernández participó en un acto de campaña en Segovia, con el secretario de Estado de Derechos Sociales. / EFE
Fernández participó en un acto de campaña en Segovia, con el secretario de Estado de Derechos Sociales. / EFE

El candidato de Unidas Podemos a la presidencia de la Junta de Castilla y León, Pablo Fernández, prometió este miércoles que sacaría a las provincias como Segovia del “ostracismo” al que han sido “condenadas” por el Gobierno del Partido Popular, con políticas de “discriminación positiva”, como un plan de fomento industrial.

Fernández atendió a los medios de comunicación antes de participar en un acto de campaña en Segovia, al que acudieron, entre otros, el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, el portavoz de Catalunya en Comú, Joan Mena, y el cabeza de lista de Unidas Podemos por Segovia, Carlos Serrano.

En esta campaña, Unidas Podemos tiene como objetivo principal hablar “de lo que el presidente de los bulos no quiere hablar”, en referencia al candidato del PP, Alfonso Fernández Mañueco, de acuerdo con Fernández.

Al mismo tiempo, señaló que, con sus 35 años de gestión, el PP ha hecho que Castilla y León sea conocida por la corrupción, la despoblación, la precariedad, el deterioro de lo público y por el exilio, y manifestó el propósito de Unidas Podemos de “cambiar esa realidad”.

Igualdad entre provincias

Como pilares de su programa, el candidato señaló el acceso a la vivienda, también en el medio rural, con políticas que fomenten parques públicos de vivienda, y la igualdad, tanto entre hombres y mujeres, como en el medio urbano y rural y entre provincias.

A juicio de Fernández, durante los últimos años se ha creado una Comunidad “a distintas velocidades”, con“provincias de primera y de segunda categoría”, con estas últimas “sistemáticamente olvidadas y tradicionalmente condenadas al ostracismo”, como Segovia.

Para construir una Castilla y León “igualitaria”, desde Unidas Podemos plantean medidas de “discriminación positiva” para este tipo de territorios, como un plan de fomento industrial dotado con unos 30 millones de euros que sirvan para reactivarlo.

Fortalecer lo público

A su vez, Fernández abogó por el fortalecimiento de los servicios públicos y de calidad en sanidad y educación y citó como ejemplo de ello su compromiso con la dotación de una segunda infraestructura hospitalaria para Segovia y un acelerador lineal para radioterapia, ambas demandas históricas en esta provincia.

“El votante tiene que tener claro que quien no lo va a llevar a cabo es quien lleva 35 años sin hacerlo”, aseguró el líder de Unidas Podemos, quien subrayó que en su formación sí cumplen con lo que prometen, para lo que aludió a las medidas llevadas a cabo en el Gobierno central.

Como otros de los ejes de su programa electoral, citó el fomento del empleo de calidad, al contraponer el modelo productivo del PP, “obsoleto, ineficaz, ineficiente e insostenible”, con el que ellos proponen: “Sostenible, verde, basado en la digitalización y sustentado en la ciencia, en la innovación y el desarrollo”.

A preguntas de los periodistas sobre las críticas del candidato de Ciudadanos a la Presidencia, Francisco Igea, hacia Mañueco, Fernández coincidió en que este último “no tiene ninguna credibilidad”, aunque añadió que la de Igea también es “nula”: “Cuando tuvo la oportunidad de desalojar del Gobierno a ese presidente mentiroso, como bien le ha calificado… lo que hizo fue apuntalarle, sostenerle en el Gobierno y mantener al PP en el Gobierno”, criticó.

Por ello, abogó por que los ciudadanos de Castilla y León que quieran “resultados diferentes”, voten “opciones políticas distintas”: “Estamos seguros que el 13 de febrero puede haber muchas sorpresas y que el señor Mañueco puede acabar tirándose de los pelos”, sentenció.