Restos de nieve en los tejados de la ciudad, después de la caída de los primeros copos de la campaña. / Kamarero
Publicidad

Coincidiendo con la llegada de las primeras nieves de la campaña otoñal –aún de poca importancia en la capital–, la Concejalía de Medio Ambiente ha presentado el Plan de Nevadas 2019-2020; el protocolo que va a regir en la ciudad durante este invierno para afrontar las posibles complicaciones de movilidad que se produzcan por la meteorología.

Este año, la actualización y revisión del Plan en el que participan Policía Local, Bomberos, Protección Civil y la empresa concesionaria del servicio de limpieza –FCC–, con la coordinación de Medio ambiente, se ha resuelto con un número de medios técnicos similar al de la pasada campaña.

La Concejalía tiene ya preparada para cualquier intervención la maquinaria de la empresa FCC; nueve máquinas quitanieves –cinco de ellas dotadas con cuchilla y esparcidor de sal y otras cuatro solamente con cuchilla–, además de dos máquinas sopladoras de nieve para aceras –dos adquiridas por la empresa y dos por el Ayuntamiento después de la gran nevada sufrida hace dos años– y una ‘pickup’ de Bomberos de Segovia, que se podrá utilizar para actuar sobre calles estrechas. El Ayuntamiento también tiene contratadas con otras empresas otras diez quitanieves, con un contrato que vence el 31 de diciembre y que tendrá que prorrogar.

Una reserva de 350 toneladas de sal y la contratación según la demanda de pequeñas máquinas –’minis’– para retirar nieve completan los medios de los que dispone el Plan de Nevadas de este año.
Un Plan que establece siempre la intervención prioritaria en las comunicaciones con el Hospital General, así como con las principales infraestructuras de transporte y las líneas del transporte urbano; para actuar después sobre las vías secundarias.

Ayuda ciudadana

El Ayuntamiento ha querido lanzar un llamamiento a la colaboración de los vecinos de la ciudad para ampliar la respuesta contra la nieve, especialmente en las aceras. Para ello recuerda que comunidades de vecinos, asociaciones, centros educativos, mercados, organismos oficiales, empresas o comercios tienen a su disposición sacos de sal que pueden retirar de manera gratuita en los puntos limpios de la ciudad.

“Aun teniendo disponible toda la maquinaria, es imposible llegar a cada rincón, porque hay más de 3.000 aceras en la ciudad. En un momento en el que pueda haber una nevada copiosa, es importante que los vecinos limpien el frente de su fachada para ayudar a los operarios municipales”, ha dicho el concejal responsable, Ángel Galindo.