Los perros mostraron sus habilidades y su cariño. /NEREA LLORENTE
Publicidad

La avenida del Acueducto acogió un año más los populares concursos de Perros Mestizos y de Raza y de Fotos de Gatos, organizados por la Asociación para la Defensa de los Animales de Segovia, que celebran su XXIV y XVI ediciones, respectivamente. Más de 80 perros desfilaron alegremente junto a sus propietarios, demostrando su belleza exterior e interior, y sus ganas de dar cariño al mismo tiempo que recibirlo, en esta segunda oportunidad que les ha brindado la Asociación, ya que en su mayoría han sido adoptados tras ser recogidos después de ser abandonados. Estos concursos son una iniciativa más que pretende dar a conocer el gran trabajo que realizan este tipo de colectivos, para concienciar a la sociedad de no abandonar a sus mascotas cuando se cansan de ellas, “porque un perro o un gato es para toda la vida” y adoptar al fin y al cabo un verdadero amigo y compañero.

Hubo regalos para todos los participantes, “porque no se trata de hacer distinciones, cada uno es especial”, explicaba la presidenta de la Asociación, María Jesús Serrano, que mostraba su satisfacción por la alta participación de animales y el lento pero firme camino hacia la concienciación de toda la sociedad en la protección de los animales. María Jesús Serrano puso como ejemplo la participación ayer en el concurso de perros de nueve galgos adoptados. “Esto hace diez años era impensable, porque los galgos solo se utilizaban como perros de caza”, apuntó. Sin embargo, la labor debe continuar, ya que todavía se producen muchos abandonos de perros, sobre todo en las mismas épocas del año, como son las Navidades, cuando se regalan animales, que luego se abandonan; el final de la veda en caza, y en verano de cara a las vacaciones estivales. En Segovia capital, el último trimestre, coincidiendo con el verano, han sido 20 los perros recogidos por la Asociación para la Defensa de los Animales, y la media anual es entre 80 y 100 perros que son abandonados, y entre 60 y 80 gatos. “Es mucho para una ciudad como Segovia”, lamenta María Jesús Serrano.

En sus instalaciones, frente al núcleo de Carrascalejo, la Asociación puede albergar hasta 35 perros, que reciben las atenciones necesarias, gracias al apoyo de otras asociaciones, algunas extranjeras, voluntarios, socios y de alguna administración, como el Ayuntamiento de Segovia. Gracias a esta ayuda externa la Asociación puede ofrecer hasta servicio de veterinario para todos los perros recogidos que lo requieran. La presidenta quiso destacar el gran apoyo de otros colectivos de defensa de animales, de países como Holanda ó Alemania. Sin ir más lejos, de los 20 perros que se adoptaron en el último trimestre, solo dos se quedaron en Segovia. Queda un largo recorrido todavía.