Montaje en tres dimensiones de la remodelación proyectada en la plaza de la Morería del barrio de San Millán. / ARQUIALIA
Publicidad

El gobierno municipal aprobó ayer en la Junta de Gobierno Local el proyecto de remodelación de la plaza de la Morería, en el barrio de San Millán, con un coste que supera ampliamente el presupuestado, que era de 125.000 euros, alcanzando casi los 350.000 (IVA incluido). La razón principal es que la superficie donde finalmente se intervendrá suma en torno a 3.000 metros cuadrados porque incorpora el espacio que enlaza la plaza con la calle de San Millán.

Precisamente, en el pleno que la corporación municipal celebrará hoy lunes está previsto que se apruebe una modificación presupuestaria para incrementar la partida destinada a esta remodelación.

Hay que recordar que cuando a finales de mayo los responsables municipales presentaron a la Asociación de Vecinos de San Millán el proyecto redactado por el estudio segoviano ArquiAlia, del arquitecto Alberto López Estebaranz, se hizo una estimación del coste que alcanzaba ya los 250.000 euros.

La alcaldesa, Clara Luquero, y el concejal de Obras, Miguel Merino, han detallado en rueda de prensa algunos aspectos de este proyecto, entre los que destaca que el quiosco de música central de la plaza será sustituido por un espacio ajardinado con parterres que llevarán cada uno el nombre de los sexmos que integran la Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia, entre ellos el de San Millán, sexmo central de la citada comunidad.

La alcaldesa ha mostrado su satisfacción por poder llevar a cabo esta inversión y tanto ella como el edil de Obras han insistido en que el resultado persigue poner a disposición de la ciudadanía una gran plaza acogedora, con abundante vegetación que, junto a los espacios de descanso y de tránsito rompan con la dureza del aspecto actual, gris, de la plaza, que además presenta muchos problemas de accesibilidad.

Está previsto que en breve comience el proceso de licitación y, una vez adjudicado el contrato, el plazo de ejecución es de cuatro meses.

La propuesta de ArquiAlia apuesta por eliminar el pavimento duro de la zona central de la plaza de la Morería sustituyéndolo por suelo de jabre para los itinerarios peatonales y con una zona central completamente ajardinada con parterres enmarcados por hormigón prefabricado blanco a modo de banco corrido. El proyecto incluye aumentar el número de árboles con más variedad de especies que los actuales, mantener cuatro ejemplares de almez existentes y eliminar los tres plataneros.

La zona central será un cruce de caminos, un lugar de estancia con bancos y mesas de madera y, además del quiosco, se eliminarán también conducciones eléctricas antiguas sin servicio y se dotará de alumbrado público para garantizar la seguridad de este espacio.

La intervención recupera el nivel correspondiente al acceso a las viviendas y los itinerarios peatonales permitirán cruzar la plaza de múltiples formas. El pavimento será de adoquín de hormigón coloreado y el actual de granito se reutilizará en el entronque con la calle de San Millán. Las losas de granito de la plaza servirán para las aceras de esta última vía.

La intervención persigue dotar al barrio de un espacio amable para la ciudadanía. / ARQUIALIA