Trabajadores y residentes comparten coreografías, trabajos manuales y ratos de conversación para vivir juntos y con alegría las fiestas./ E.A.

A falta de la visita de los Reyes Magos, los centros de mayores dependientes de la Diputación de Segovia han vivido durante las últimas semanas una Navidaddiferente, pero feliz”, como han subrayado las directoras y los trabajadores del CSS La Fuencisla, el CAMP El Sotillo y la residencia La Alameda de Nava. En una época en la que las visitas de los familiares se han visto reducidas y limitadas por las normas de seguridad sanitaria, los profesionales de los centros se han volcado en la preparación de unos programas navideños dirigidos a los residentes, que han incluido desde las tardes de manualidades hasta las sesiones cinematográficas y musicales.

Los primeros días de diciembre se dedicaron a la ambientación de las instalaciones, montando los belenes y decorando árboles de Navidad como el elaborado con de material reciclado en Nava de la Asunción.

El CAMP El Sotillo ha celebrado el Día de las Personas con Discapacidad, con la emisión de la película ‘Campeones’, y al día siguiente, 4 de diciembre, los residentes participaron en el taller online ‘Educa en verde’ con el que realizaron los adornos navideños del centro. También se ha organizado una sesión de baile con la canción ‘Jerusalema’ y no han faltado las bromas el día de los inocentes.

En el Centro de Servicios Sociales La Fuencisla los residentes han disfrutado de una rondalla de villancicos que se ha sumado a los grupos de conversación y las manualidades. Además, en cada unidad de convivencia se ha celebrado una misa de Navidad y han visto las películas típicas de esta época del año.

Esta agenda de actividades ha permitido a los residentes, según las mismas fuentes, “olvidar por unos momentos el atípico año 2020 vivido y prepararse con ánimo para un 2021 en el que esperan que las vacunas que están comenzando a recibir permitan devolver la normalidad, al menos en parte, a su día a día en las residencias”.