Turistas KAM8251
Varios turistas aprovechan la pausa de la lluvia para tomarse fotos frente al Acueducto. / KAMARERO

Tras dos años sin la celebración del Puente de Todos los Santos por la coincidencia del día festivo con el fin de semana, este año se ha podido celebrar en condiciones de ‘normalidad’. Y las cifras de ocupación han estado a la altura, las cuales han rozado el 80 por ciento en los alojamientos rurales y en torno al 90% en los hoteles de la ciudad. Aunque la mala previsión meteorológica vaticinaba cancelaciones de última hora, finalmente la lluvia no ha supuesto un gran inconveniente, ya que los datos de ocupación han permanecido estables y según lo esperado.

El sector turístico arrojaba buenas previsiones, las cuales se han cumplido. De hecho, las cifras han sido semejantes a la prepandemia. El Puente de Todos los Santos era un auténtico reto al haber estado precedido por otras fechas festivas cercanas, como el Puente del Pilar y, en la ciudad, el día de San Frutos. No obstante, hosteleros, hoteleros y propietarios de alojamientos rurales confiaban en la tradición por la cual centenares de personas viajan a sus lugares de origen, aquí en Segovia, para visitar a sus familiares y los cementerios.

Calles vacías, ciudad llena

La lluvia ha impedido la reproducción de la imagen de calles, terrazas y aparcamientos llenos que se vivió en la ciudad durante el Puente del Pilar. A pesar de ello, los bares, restaurantes y lugares de interés turístico han recibido multitud de visitantes. Por ejemplo, es representativo que el acceso al casco histórico haya estado cerrado el sábado y la tarde del domingo, según enunció el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Segovia, Miguel Merino. Sin embargo, donde realmente se ha visto el mayor repunte es en las pernoctaciones, con cifras que mejoran el pronóstico elaborado a principios del periodo festivo.

Así, el viernes se alcanzó un 80 por ciento de ocupación en los hoteles de la ciudad; el sábado, un 96; el domingo, un 93,5; y, por último, los datos sufrieron una caída hasta registrar el 38,9 por ciento en la noche de ayer, lunes, según informó Merino.

Aunque las cifras sean ligeramente inferiores a las anotadas en el Puente del Pilar, cuando se alcanzó el cien por ciento algunos días, constituyen una realidad representativa de lo que serán los próximos festivos tras meses de incertidumbre a causa del virus. Así, Merino confirmó que, en este Puente de los Santos, “la ocupación hotelera recupera los niveles prepandemia”.

Turistas Meson Candido KAM8373
El Mesón Cándido recibe a algunos de sus comensales. / KAMARERO

Según indicó el concejal, el grueso del turismo que ha visitado la ciudad este puente es nacional. Y aunque los datos recogidos por el Centro de Recepción de Visitantes “no son muy significativos, las visitas a la Catedral y Alcázar han funcionado muy bien”, así como las actividades programadas por ‘Tiempo de Ánimas’.

Turismo rural

Por su parte, los alojamientos rurales también hacen un balance positivo del Puente de Todos los Santos. “Podrían haber sido datos buenísimos, pero se han quedado en ‘buenos’, pues a causa de la lluvia ha habido alguna cancelación y apenas hemos tenido reservas de última hora”, explicó Gerardo Otero, presidente de la Asociación de Turismo Rural y Activo.

No obstante, la diputada de Prodestur, Magdalena Rodríguez, consideró que “la lluvia no influye tanto en Segovia, ya que no es un destino con playa y lo normal es que a la gente no le afecte”. De hecho, las temporadas de otoño y primavera “siempre son las mejores en cuanto al turismo en la provincia, ya que mucha gente viene en busca de actividades para hacer en la naturaleza”, añadió.

Así, aunque la ocupación no haya superado la del Pilar, ha sido semejante. “Generalmente, los puentes que mejor funcionan en Segovia son los de tres días. Cuando son de cuatro, la gente se va más lejos”, detalló Otero. También cabe resaltar que “la mayoría de los huéspedes son madrileños, aún no hay muchos visitantes de fuera”, indicó.

A raíz de esto, el turismo rural ya marca la próxima fecha que será determinante para cerrar el año con los resultados ansiados. En concreto, el sector turístico ya planea el próximo Puente de la Constitución. “Lo que se necesita es que las cosas vayan funcionando y que no vayan para atrás, pues Segovia tiene todo lo necesario para que las cifras sean buenas”, concluyó Rodríguez.