Calle Agapito Marazuela Escape Gas Suceso
Intervención en la calle Agapito Marazuela tras la fuga de gas. / KAMARERO

Una gran fuga de gas motivada por trabajos de excavación relacionados con las obras de renovación de redes que desde hace aproximadamente un mes se llevan a cabo en la calle de Agapito Marazuela de Segovia, en el barrio del Cristo, han obligado esta mañana a cortar el acceso a esta vía y a confinar a los vecinos de siete portales de viviendas, según fuentes de los bomberos de Segovia. Responsables municipales han indicado que no ha habido que lamentar daños personales y el incidente ha quedado en un susto.

El Servicio municipal de Extinción de Incendios recibió aviso de la fuga de gas a las 10.40 horas y su intervención, durante aproximadamente dos horas, en colaboración con la Policía Local y la empresa distribuidora de gas, ha consistido en cortar la fuga, diluir el gas que se había expandido por la calle y, por último, medir, edificio a edificio y vivienda a vivienda, el nivel de gas en el aire.

Solo en uno de los edificios la medición ha registrado presencia de gas por problemas de ventilación aunque se subsanó con rapidez, según la misma fuente.

Precisamente, el concejal de Obras, Servicios e Infraestructuras, Miguel Merino, ha destacado la rapidez con la que actuaron tanto bomberos como Policía Local, lo que ha permitido que operarios de la empresa distribuidora de gas reparasen la tubería y el servicio se restableciera al mediodía.

Merino ha explicado que la fuga se ha producido cuando una máquina excavaba una zanja de hasta dos metros de profundidad, necesaria para las obras que está llevando a cabo la empresa Padecasa.

El edil ha añadido que en la calle de Agapito Marazuela hay hasta tres conducciones de gas natural soterradas y una de ellas se encuentra más próxima a la superficie que la estimación que manejaba la empresa adjudicataria de las obras, lo que ha ocasionado la rotura de la tubería.

También ha insistido en que, al margen del susto del operario que manejaba la máquina excavadora, no se han producido daños personales ni otros materiales más allá de la rotura de la conducción de gas.

Los vecinos que se encontraban en el interior de los edificios de la zona de la fuga han tenido que cerrar ventanas y puertas.

En el tramo donde se ejecutan las obras se localiza un bar, que igualmente ha tenido que cerrar al público durante la intervención de los bomberos.

En la calle, pero más alejado de la zona de fuga, se encuentra el colegio público Villalpando. El concejal ha estado en contacto con la directora del centro por si había que adoptar alguna medida como que los alumnos no salieran al patio hasta garantizar que era completamente seguro.

El contrato con Padecasa, tras el correspondiente procedimiento abierto de licitación, se formalizó a principios del pasado mes de agosto por 284.993 euros (IVA incluido).

La intervención consiste en renovar por un lado la red de saneamiento donde se han detectado filtraciones confirmadas por una inspección con cámara, en la que se comprobó que la canalización es de tubería de hormigón centrifugado envejecido. Por otro, la red de abastecimiento es de tubería de fibrocemento en un tramo y de fundición en otro pero en ambos casos está obsoleta y en malas condiciones.

La intervención municipal comprende la calle de Agapito Marazuela desde su confluencia con la avenida de Juan Carlos I hasta la intersección con la travesía de Castillejos y, dado que es necesario levantar el pavimento para proceder a la renovación de las redes, incluye la posterior mejora de la pavimentación.

Calle Agapito Marazuela Escape Gas Suceso KAM5032
Los vecinos pudieron acceder a sus viviendas en torno al mediodía. / Kamarero