Museo Rodera Robles Expo Fotografias Manuel Riosalido KAM5259
José Manuel Riosalido, Antonio Ruiz y Rafael Cantalejo contemplan una de las fotografías. / KAMARERO

La Fundación Rodera-Robles abre las puertas del Museo para albergar una nueva exposición temporal denominada ‘El valor de la mirada (I)’, que consta de las fotografías de Manuel Riosalido, cuyo nombre profesional era ‘Foto Río’, tomadas en la ciudad de Segovia entre 1944 y 1964.

Esta muestra fotográfica “contribuirá a retomar la actividad del Museo Rodera-Robles, sobre todo de estas sala de exposiciones temporales” tras el parón por la pandemia, según estableció Rafael Cantalejo, director del Museo y miembro del patronato. Así, “tenemos un filón de imágenes de Segovia en los años del ecuador del siglo XX”, añade. Durante veinte años, Manuel Riosalido captó en blanco y negro la vida cotidiana de la ciudad, “que en aquel periodo era muy intensa, Segovia estaba en plena ebullición”, aseguró Cantalejo.

Por ejemplo, las imágenes expuestas recogen el rodaje de películas americanas en los 50 y 60, la inauguración del Gran Hotel de las Sirenas, los espectáculos taurinos más importantes de la época, el encuentro de escritores y poetas en 1952, la visita del inventor de la penicilina y doctor Fleming a la ciudad, el Congreso de Magia o los primeros años de la pruebas de motocross en el Circuito de la Piedad, entre otros momentos.

La muestra es un regalo para todos los segovianos, vamos a poder ver cosas que recordábamos de niños o que nos contaban nuestros padres. Son cosas que la juventud actual no han vivido y ahora pueden descubrir”, detalló Cantalejo. De este modo, es un recorrido por la vida de Segovia a través de 45 fotografías en blanco y negro que documentan los hitos más importantes de la historia local.

Museo Rodera Robles Expo Fotografias Manuel Riosalido KAM5240
Contemplan una de las fotografías. / KAMARERO

Vida de un fotógrafo

La exposición trata de homenajear y sacar a la luz “el archivo fotográfico de un profesional que aterrizó en Segovia por casualidad”, ha indicado José Manuel Riosalido, coordinador de la muestra y, a su vez, hijo de ‘Fotos Río’.

Aunque Manuel Riosalido nació en Madrid en 1912, pronto llegó a Segovia y se estableció en la ciudad junto a su familia para ejercer su oficio. Su formación es cercana al sector de las Artes Gráficas. Sin embargo, cuando su empeño profesional fue interrumpido por la Guerra Civil, decidió orientar su carrera profesional a la fotografía. Era uno de los denominados fotógrafos de calle, su pasión era el paisaje urbano y los personajes que lo pueblan, en contraposición con los profesionales que preferían la controlada luz de los estudios.

“Pronto se le nombró corresponsal de la Agencia EFE y se convirtió en el fotógrafo oficial del Ayuntamiento de Segovia, la Diputación o la Academia de Artillería y otras instituciones oficiales”, reseñó su hijo, quien se ha encargado de cuidar su legado “con todo el cariño”, tal como ha aseverado.

Así, se contabilizan más de 210.000 negativos, de los cuales “185.000 ya se han revelado”, según confirmó Riosalido, por lo que aún faltan muchos por digitalizar. Esto supone una gran cantidad de material, por lo que, tal como Riosalido expresó, “si la exposición gusta y la gente se interesa se podrá hacer más”.

Por ello, se contemplan varios capítulos de ‘El valor de la mirada’, quizá con referencias temáticas. Por ejemplo, una exposición que trate sobre Segovia cuando se convirtió en el “Hollywood europeo”, según determinó Riosalido.

De este modo, aunque la muestra esté programada hasta diciembre, “tenemos tiempo para seleccionar otras cuantas fotografías”, concluyó Cantalejo en el acto de presentación, al que también asistió José María Bravo, en calidad de representante de la Diputación; y Antonio Ruiz, patrón y vicepresidente de la Fundación Rodera-Robles.