Los representantes de tres de los colectivos que recibieron un reconocimiento por su labor en la pandemia. / Nerea Llorente
Publicidad

El barrio de Santa Eulalia, una parte al menos porque la situación sanitaria impidió que se realizara un evento masivo, protagonizó ayer por la tarde un emotivo homenaje a los fallecidos por la Covid-19 organizado por la Asociación de Vecinos en una plaza de Santa Eulalia con control de acceso por el aforo limitado a medio centenar de personas.

Se trató de un acto sencillo pero sentido en el que la presidenta del colectivo vecinal, Esther Santos, hizo un alegato a recoger el testigo de los fallecidos por coronavirus, especialmente los mayores que tanto aportaron con sus valores y su esfuerzo. Comentó que se trata quizá del barrio más castigado por la pandemia poco antes de que la periodista Carolina Uñón recitara una larga, escalofriante lista, de nombres propios, de Felipe a Agustín o Ramona, pasando por Angustias, Javier… hasta finalizar con Isabel y Manuela, ‘acariciando’ casi cada uno de ellos con una cualidad que les distinguía, calificativos como extrovertida, exigente, abuelo, abuela…

Además del homenaje, que contó con una especial ofrenda de flores, claveles, debido a las circunstancias, y finalizó con un minuto de silencio, la asociación ha querido reconocer a los colectivos “que han estado en primera línea” a través de tres de ellos: Policía Local, enfermería y la UME (Unidad Militar de Emergencias) con sendas placas para el intendente jefe de la Policía Local de Segovia, Julio Rodríguez Fuentetaja, que la recibió de manos de la propia presidenta de la asociación; la presidenta del Colegio de Enfermería, María José Uñón, a quien se la entregó la alcaldesa, Clara Luquero, y el teniente del Batallón V de la UME Omar Álvarez, quien la tomó del coronel director de la Academia de Artillería, Alejandro Serrano.

María José Uñón tomó la palabra para agradecer esta muestra de cariño pero también para reconocer que “Segovia lo ha pasado mal, muy mal” y relatar cómo el personal sanitario, y especialmente las enfermeras del Hospital de Segovia, han ofrecido sus manos a los pacientes y han sido compañeros, amigos y familia en los peores momentos.

La presidenta del Colegio de Enfermería, que además es directora de Enfermería de Atención Especializada en el Hospital, apeló a la responsabilidad antes de finalizar con una frase de ánimo: “nadie sabe lo fuerte que es hasta que la vida te hace ser más fuerte y que esta pandemia, a fuerza de golpes, nos ha hecho ser más fuertes a todos y nos ha enseñado a decir gracias”.

El acto contó con una relevante representación institucional, especialmente de la corporación municipal, con varios concejales y portavoces de casi todos los grupos, así como con el diputado del PP Jesús Postigo, el vicerrector de la UVa Agustín García Matilla y representantes de otras asociaciones de vecinos de la ciudad.

Galería fotográfica del homenaje a las víctimas de la COVID-19 del barrio de Santa Eulalia