Una empresa ganadera cede al Hospital de Segovia equipos para hacer test del Covid-19

La sociedad AIM Centro, integrada por Proinserga y Topigs Norsvin, también ha ofrecido su maquinaria al complejo sanitario de Soria, donde además ha aportado reactivos valorados en 4.000 euros

5540

La empresa de inseminación artificial porcina ubicada en Segovia, AIM Centro, ha ofrecido al Hospital de Segovia dos equipos con los que analizar los posibles casos de Coronavirus en personas. Aunque estos aparatos los utiliza la empresa para el análisis de PCR de muestras de sangre y semen de cerdos, resultan fiables y rápidos para detectar la existencia de Covid-19.

La empresa, que está participada por las sociedades Proinserga y Topigs Norsvin, tiene su sede en el polígono industrial de El Cerro, donde inauguró sus instalaciones hace poco más de un año. Allí tiene un laboratorio de biología molecular, desde donde llevarán los equipos al Hospital.

Equipos similares también han sido cedidos al Hospital de Soria, al que han suministrado un conjunto de reactivos, valorados en unos 4.000 euros.

Desde la empresa de inseminación señalan que como integrantes del sector primario “entendemos nuestra obligación de seguir trabajando a pleno rendimiento en nuestra actividad productiva tal y como estamos haciendo. Con este acto de cesión hemos querido dar otro paso más para ayudar de manera todavía más concreta compartiendo nuestros equipos de análisis para que tengan hoy una mayor utilidad para la población española”.
El director de Investigación y Desarrollo de AIM Centro explicó que el aparato, de la marca KingFisher,  es capaz de realizar hasta 93 muestras en media hora, lo cual permite mejorar la labor que ya se está haciendo en el Hospital General.

Según Bolarín, con el equipo que ha ofrecido al Hospital, una vez conseguidos los fungibles, se podrían realizar 700 análisis en menos de doce horas. En cualquier caso, reconoció que el problema que puede existir actualmente es la alta demanda de reactivos de extracción de muestras. El mercado mundial se encuentra bloqueado por la expansión del Coronavirus, y resultan necesarios para completar el proceso de análisis. En el caso de las empresas de ganadería, la dificultad es mayor porque los proveedores anteponen a las instituciones sanitarias sobre las ganaderas.

Otro de los responsables de la empresa, Mariano Rangil, también señaló que normalmente estos aparatos se utilizan para analizar sangre y semen de los cerdos para comprobar que están libres del virus del Síndrome Reproductivo y Respiratorio Porcino (PRRS) antes de proveer del producto a las empresas ganaderas.

El mismo portavoz explicó que las muestras a las personas podrían tomarse y analizarse en las propias instalaciones de la empresa, pero para evitar contagios.

Ahora se encuentran a la espera de que desde el Hospital contacten por ellos para programar el traslado de la maquinaria, que debería realizarse con un delicado proceso de transporte.