Recinto amurallado, en primer término, junto a la mayor parte del resto de áreas históricas de la ciudad. / Kamarero
Publicidad

La aprobación definitiva del Plan Especial de Áreas Históricas de Segovia (PEAHIS) por el pleno del Ayuntamiento se produjo el pasado 6 de septiembre. Tuvieron que pasar casi tres meses para su publicación, el 28 de noviembre, en el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCYL) y todavía está pendiente de publicarse en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), requisito necesario para la entrada en vigor de este documento urbanístico que afecta al 43% del suelo urbano consolidado de la ciudad.

La razón de esta demora, según admite la propia alcaldesa Clara Luquero y confirman fuentes de la Diputación, son exclusivamente discrepancias técnicas sobre el texto a publicar, ya que el criterio inicial que sigue la institución provincial, sobre quien recae la edición del Boletín Oficial de la Provincia, supondría el pago de 75.000 euros en concepto de tasa.

En ambas instituciones señalan que a nivel político la voluntad es que se publique cuanto antes para que entre en vigor pero en este momento son los servicios jurídicos del consistorio segoviano y la Intervención general de la Diputación quienes intentan alcanzar un punto de acuerdo, en base a criterios técnicos, que eviten tan cuantioso desembolso de las arcas municipales.

“Es una cuestión burocrática”, explican en el Palacio Provincial, donde se muestran partidarios a que, si el Ayuntamiento, tiene que pagar, lo haga “por lo mínimo posible” pero cumpliendo la ordenanza que regula la tasa por la prestación del servicio. Esta última recoge como exenta del pago de la tasa la publicación de disposiciones y resoluciones de inserción obligatoria.

La alcaldesa insiste en que “nuestros técnicos entienden que hay que publicar el documento íntegramente –así se hizo en el BOCYL–, y así se ha hecho en Ávila (con planeamiento similar), porque nosotros queremos que se haga con la mayor garantía y seguridad jurídica, ya que se trata de un documento normativo y no hay otra opción, hay que publicarlo”.

Hay que destacar que pleno acordó también en septiembre publicar el acuerdo de aprobación definitiva en el BOCYL y en el Boletín Oficial de la Provincia y, “en ambos boletines”, la memoria vinculante y las normas urbanísticas del plan especial, “entendiendo por tales exclusivamente los documentos de carácter normativo, por lo que se publicará, además de la Normativa escrita del Plan, los anexos 3, 5 y 6 a la misma y las fichas de los siguientes Catálogos: Arquitectónico… Fachadas Protegidas… Espacios Libres Privados Singulares… Espacios Libres Privados Huertas y Arqueológico”, así como cinco planos: delimitación de zonas homogéneas de actuación en el Núcleo Urbano del Plan Especial, Ordenanzas y Protección de la Edificación, Usos del Suelo, Ordenación en suelo rústico y Zonificación Arqueológica.

Luquero sostiene que, en cualquier caso, la solución tiene que producirse “inmediatamente, no podemos demorarlo después de todo el esfuerzo que se hizo en la recta final para que lo tuviéramos aprobado”.