Una biblioteca singular

El consejero de Cultura ensalza el valor bibliográfico de la colección de libros y grabados que atesora la Diputación provincial, que reúne más de 15.000 volúmenes

197

La reciente visita del consejero de Cultura, Javier Ortega, al Palacio Provincial no fue una visita más; sabedores de su trayectoria profesional como archivero, el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, y el vicepresidente de la institución y diputado de Cultura, José María Bravo, quisieron mostrar a Ortega uno de los grandes tesoros que guarda el Palacio de Ucieda-Peralta: su biblioteca.

De este modo, y acompañados por la bibliotecaria y archivera de la institución provincial, Susana Vilches, pudieron conocer algunos de los detalles que hacen de la biblioteca dotan de un importante interés cultural y patrimonial a la biblioteca, creada hace más de 130 años con motivo de la adquisición de los fondos por parte del abogado y diputado provincial Juan Luis Rivas Orozco. “La necesidad de reunir todos los fondos y ponerlos a disposición de los estudiosos de diversas ciencias, faltos de recursos, motivó a la Corporación la instalación de la biblioteca en su sede institucional”, reveló Susana Vilches a los presentes.

Asimismo, según detalla el Departamento de Prensa de la Diputación de Segovia, la bibliotecaria explicó al consejero de Cultura que la sala cuenta con más de 15.000 volúmenes fechados principalmente en los siglos XIX y XX, aunque también cuenta con varios datados entre los siglos XVI y XVIII, y con una interesante colección de grabados, realizados a partir del siglo XVIII.

Además, el interés de la biblioteca de la Diputación reside no solamente en sus fondos; también en su librería de hierro fundido y de estilo neogótico, de más de 12.000 kilogramos, y cuyo parecido en aspecto –no así en dimensiones– con la del Senado es notable. El proyecto de instalación de la misma fue obra del arquitecto provincial Antonio Bermejo y Arteaga, aunque su construcción se debe a Juan Laguna.

Por Orden 1014/2013 de 25 de noviembre (BOCYL de 13 de diciembre de 2013) la biblioteca de la Diputación de Segovia se incorporó al Sistema de Bibliotecas de Castilla y León, en el marco del Sistema Provincial de Segovia. Desde entonces, los fondos se encuentran disponibles a través del catálogo colectivo de las Bibliotecas de Castilla y León (RABEL), aunque el acceso a los mismos es restringido.

Durante su visita, el consejero de Cultura, quien antes de tomar posesión de su cargo dirigía la Fundación Delibes y era archivero en el prestigioso Archivo de Simancas, disfrutó de forma especial observando con detalle los dos incunables en materia jurídica que guarda la biblioteca. Procedentes, probablemente, del extinto convento de Santa Cruz la Real, los incunables están encuadernados en pasta española en un volumen facticio y fueron impresos en Padua en 1478 y en Milán en 1479. El primero de ellos, titulado ‘Repertorium iuris’, cuyo autor es Guillermo Duranti, tiene las capitales decoradas con rasgueos en tinta roja y azul, mientras que el segundo, titulado ‘De regulis iuris’ es obra de Dinus de Mugello y, aunque no presenta capitales decoradas, sí cuenta con una nota manuscrita al final del texto con distintas indicaciones para llevar a cabo la encuadernación.

Viendo el interés mostrado por Javier Ortega, la archivera de la Diputación explicó cómo, al igual que todos los incunables, carecen de portada y las informaciones sobre sus títulos y autores vienen dadas en el íncipit, mientras que los datos de impresión se localizan en el colofón. Ambos incunables han sido digitalizados y fueron estudiados por la historiadora Mar Peñas Barroso, quien publicó sus conclusiones en el boletín de ‘Estudios Segovianos’ de la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce.