06-1-residencia-mixta-averia-ascensor
Hoja de papel y cartel donde se lee “Para poder utilizar el ascensor, hay que pasar la hoja de papel entre las puerta”. / E.A
Publicidad

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia el “caos” que se está viviendo en la Residencia Mixta de personas mayores, desde que el pasado sábado 27 se estropearan dos ascensores, y que ayer martes estaban funcionando con “deficiencias”. El incidente alteró “de forma muy grave”, la movilidad y el normal funcionamiento de la Residencia el sábado, ante la imposibilidad de desplazar a los Residentes al comedor general y a las diversas plantas, porque los ascensores no funcionaron, según ha explicado Mercedes Hernández, responsable del sector de Administración General de la Junta en CSIF Segovia. “Un problema que también sufrieron los trabajadores, que quieren trasladar su enorme malestar e indignación, por una situación surrealista e incomprensible que se vivió y que se sigue sufriendo”, añade.

El centro tiene cuatro ascensores, dos por ala del centro, uno para personas con movilidad y otro en el que entran dos sillas de ruedas, según los datos aportados por el sindicato en un comunicado donde también se indica que, por obras de sustitución, en el momento de la avería sólo estaban funcionando los dos de un ala.

Los problemas del sábado se vieron agravados “por la falta de personal” dice CSIF, añadiendo que “si a diario es insuficiente, durante los fines de semana la plantilla trabaja con los mínimos funcionales y sin la presencia de algún responsable del centro”. Para afrontar las consecuencias del bloqueo de los ascensores, el personal auxiliar de enfermería tuvo que desplazarse a la entrada del centro, “para atender las necesidades de los usuarios que estaban allí, y que no podían acceder a las plantas”, explica Mercedes Hernández.

La preocupación de las auxiliares de enfermería fue “máxima”, porque hasta las 20.00 horas no se presentó el personal de la empresa de mantenimiento de los ascensores. Al no funcionar, “el personal no sabía si podrían acostar a los usuarios que estaban en la planta baja”, relantan fuentes sindicales. De acuerdo al relato de CSIF esta avería afectó, igualmente, al personal servicios, que para poder subir la cena de los residentes de planta se vio obligado a utilizar el ascensor de uso exclusivo de cocina, y bajar las basuras por las escaleras desde la cuarta planta. Y llevó incluso a “una funeraria a retrasar tres horas la retirada del cuerpo de una usuaria fallecida”.

En estos centros residenciales, la utilización de los ascensores resulta “fundamental e imprescindible”, tanto por los trabajadores como por los usuarios. La enfermería está situada en la tercera planta, los departamentos de terapia y fisioterapia en la segunda planta, el comedor general en la planta baja, y la lavandería en la planta -1.

Los trabajadores de residencia han transmitido a CSIF la queja de que la empresa adjudicataria del contrato de mantenimiento de los ascensores “no está dando un servicio correcto; y familiares de algunos residentes han presentado quejas por lo ocurrido este pasado sábado”.
Por ello, el sindicato independiente CSIF exige a la Gerencia de Servicios Sociales que “dé una solución urgente a este tema de los ascensores, para poder dar un servicio correcto a los usuarios del centro”.

Para entender mejor “lo surrealista de la situación — relata la portavoz del sindicato—, se colocaron dos carteles que ‘informan’ de cómo hay utilizar los ascensores”. Uno dice ‘Para poder utilizar el ascensor, hay que pasar la hoja de papel entre las puertas. Pero solo se puede abrir en la planta que se encuentre parado’; y el otro ‘Por favor, cuando usen el ascensor, antes de salir pulsen el “O” para que baje a la planta baja’.

“Este martes, y tras otro pequeño ‘arreglo’, el ascensor para por todas las plantas, aunque no se solicite con el botón”, señala CSIF.