Varios clientes esperan, guardando la distancia de seguridad, para entrar en un supermercado. / Nerea Llorente
Publicidad

La presidenta de la Asociación de Vecinos de San José, Teresa Ruano, ha remitido una propuesta a la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, en el sentido de que las autoridades estudien medidas para que los segovianos espacien las compras y limitar así la movilidad y el riesgo de propagación del Covid-19, a través de acciones como recomendar un gasto mínimo por persona.

Ruano, que se mantiene en contacto con la directiva de la asociación a través del teléfono, apostilla que por lo que le llega en San José se están cumpliendo en general las medidas de restricción de movimientos impuestas por el estado de alarma.

Sin embargo, desde su confinamiento, esta semana en la que Teresa está confeccionando batas para personal sanitario y sociosanitario, se ha puesto también en contacto con empleadas de supermercados y de una gran superficie que le han transmitido que todavía hay personas que van todos los días “de paseo al centro comercial para adquirir uno o dos artículos” o ha tenido conocimiento de que una pareja de octogenarios, “que ya antes tenía la costumbre de ir a diario a por su barra de pan y se pasaban un rato en el Mercadona, siguen haciéndolo ahora”, con el consiguiente riesgo para ellos, para los empleados y para el resto de clientes.

Esta representante del movimiento vecinal considera que no es lo mismo salir a comprar el pan cada dos días a la panadería del barrio de toda la vida, “la de Falele”, que ir a por la barra del pan a diario al Mercadona, “porque ya recorres más distancia y expones a más gente”.

“No me parece justo, sobre todo para las y los empleados que se están jugando la vida para que el resto tengamos comida en casa”, insiste Ruano.

Campaña

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo inició el lunes una campaña destinada a concienciar a la población sobre la conveniencia de planificar las compras durante la Semana Santa, a fin de reducir la movilidad y minimizar el riesgo de contagio.

“Queremos complementar las indicaciones generales de las autoridades sanitarias con recomendaciones como priorizar la compra en el comercio de proximidad para evitar desplazamientos fuera del barrio, organizar el consumo semanal, elegir productos de manera responsable o hacer un esfuerzo para no salir todos los días de casa”, ha explicado la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez.

La campaña recuerda que la Semana Santa también es tiempo de descanso para los trabajadores que están garantizando el abastecimiento en pueblos y ciudades, y por eso el Ministerio anima a facilitar su labor y reconocer su esfuerzo.

Está previsto que se desarrolle a lo largo de la semana en las redes sociales institucionales con la etiqueta #planificatuscompras.