Un peligro para los buitres

Colectivo Azálvaro, que ha descubierto varios ejemplares electrocutados junto a torretas de líneas eléctricas, reclama actuaciones que minimicen los accidentes.

19

Las fría estadística constata que, a fecha de hoy, una de las más importantes causas de mortalidad entre los buitres leonados es la electrocución. Las descargas eléctricas, acaecidas cuando un ejemplar se posa sobre una línea, se cobran cada año un buen número de ejemplares, a pesar de las denuncias de los colectivos ecologistas y el trabajo de las empresas eléctricas por minimizar la mortalidad. Entre 1989 y 1990, en un tendido que unía Campo de San Pedro con Ayllón, se recogieron más de 40 aves muertas. El posterior esfuerzo de WWF y Unión Fenosa, instalando fundas en los diez postes más peligrosos y salvapájaros en los cables, consiguió en principio, resultados esperanzadores. Sin embargo, el problema de las electrocuciones vuelve otra vez a ser noticia.

Colectivo Azálvaro ha descubierto, en las últimas semanas, varios buitres leonados muertos en las inmediaciones de dos muladares. Dos ejemplares fueron localizados junto a una torreta, en Campo de San Pedro. Ese mismo día, también se halló otro, cercano, posiblemente por una causa diferente. Y, dos semanas después, Colectivo Azálvaro descubrió otro buitre leonado en otra torreta de la línea eléctrica que pasa por las proximidades del muladar de San Pedro de Gaíllos.

Desde Colectivo Azálvaro se advierte que “la magnitud de la tragedia se comprende mejor si se tiene en cuenta que los buitres leonados se encuentran en mitad del periodo reproductor, por lo que es posible que estos buitres fueran esperados en el nido por sus pollos, para ser alimentados”.

A su juicio, estas muertes se habrían evitado con una efectiva gestión de los muladares, advirtiendo que el de Campo de San Pedro recibe un exceso de aportes de cadáveres no autorizados, lo que produce un efecto llamada sobre estas aves, con asiduas concentraciones. Además, estima que la inadecuada orientación de ese muladar concreto canaliza a las aves hacia dicho tendido, con lo que incrementa el riesgo de accidentes.

Aunque Colectivo Azálvaro reconoce que la compañía Unión Fenosa, propietaria de las líneas eléctricas, realizó en 2004 mejoras sobre el tendido, logrando reducir drásticamente la mortalidad que éste provocaba a las aves, “todavía quedan algunos postes peligrosos que deben ser protegidos sin más demora, para mitigar, en lo posible, el riesgo de electrocución”.

En palabras de José Aguilera, presidente de Colectivo Azálvaro, “nuestra organización mantiene un diálogo con Unión Fenosa, compañía propietaria de las líneas donde han muerto estos buitres, y estamos seguros de que aplicará las medidas protectoras y correctoras en los apoyos peligrosos para las aves, que minimicen o supriman estos impactos negativos sobre los valores naturales existentes. Así nos lo han asegurado”.

La Junta pide medidas a los titulares de las líneas.- El Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta ha informado que, a raíz del hallazgo de varios ejemplares de buitres leonados electrocutados, se ha puesto en contacto con los titulares de la línea eléctrica cercana al muladar de Campo de San Pedro (Unión Fenosa) para solicitar que, en la medida de lo posible, adopten las medidas pertinentes de vigilancia y protección.

Medio Ambiente confirmó que, después de que Colectivo Azálvaro pusiera en su conocimiento el hallazgo, agentes medioambientales recogieron los cadáveres y los trasladaron al CRAS Los Lavaderos. Medio Ambiente ha confirmado que las muertes se han producido “por un accidente fortuito, por colisión con línea eléctrica”.