Un colectivo de guardias civiles cree escasa la condena a los agresores de un agente

La AEGC respeta la sentencia pero tilda de “insuficiente” la pena de un año de cárcel para cada uno de los dos hombres juzgados

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), a la que pertenece el agente agredido el pasado mes de febrero por dos hombres, considera insuficiente la condena impuesta por el Juzgado de Penal.

La pena de un año de cárcel y una indemnización de algo más de 6.000 euros por los daños producidos, es notablemente inferior a la que reclamaban, tanto la acusación particular, representada por AEGC como por el Ministerio Fiscal, que había solicitado cinco años de cárcel.

En un comunicado, la AEGC expresa su “satisfacción a medias” por dicha sentencia condenatoria, y estiman “extremadamente pequeño el tiempo de condena sentenciado, debiendo haber tenido en cuenta como agravante el hecho de ser agredido el Guardia Civil fuera de servicio y en presencia de su compañera sentimental”. Según dicen un servidor público “debe de estar protegido”. “Se sigue dando la impresión de que agredir a un guardia civil sale realmente barato”, añaden.