Un Vía Crucis adaptado a los tiempos de pandemia

La Junta de Cofradías, Hermandades y Feligresías graba para su emisión en diferido el Vía Crucis en la huerta de los Padres Carmelitas, uno de los actos más significativos de la Semana Santa de Segovia

El Vía Crucis en la huerta de los Padres Carmelitas, uno de los actos más significativos de la Semana Santa de Segovia, declarada de Interés Turístico Nacional en 2017, fue grabado a través de la organización de la Junta de Cofradías, Hermandades y Feligresías. El acto es acompañado por la imagen del Cristo de la Buena Muerte, la talla de la capilla del Cementerio del Santo Ángel de la Guarda, portado por los cofrades en unas andas sencillas.

La imagen al anochecer del rezo de las estaciones, con velas iluminadas con el fondo del perfil monumental de Segovia, hacen de la noche del Miércoles Santo uno de los momentos únicos de las semana de pasión segoviana y este año se decidió grabar y difundir entre el público para evitar aglomeraciones dada la situación actual de la Covid-19.

Diseño de Prudencio Zorzo

Prudencio Zorzo fue el autor de los diseños y quién elaboró las catorce estaciones del Vía Crucis que desde 1994 se viene instalando en la huerta de los Padres Carmelitas. Realizado en metal y jugando con diversas dimensiones, ofrecen un original trabajo de artesanía que identifican los diversos momentos de la pasión de Jesucristo, tal y como se siguen en el santo Vía Crucis.

Zorzo, fallecido en 2017, fue también el impulsor de la Cofradía de San Marcos, y uno de los grandes nombres históricos de la Semana Santa segoviana. De sus manos salieron muchas de las carrozas y pasos de cofradías segovianas, así como trabajos tan valiosos como los faroles artesanos que cada año portan los capuchones de San Marcos.

Visitas a las estaciones

Las estaciones pueden visitarse durante la Semana Santa en el mismo horario de apertura que la iglesia de convento, es decir, por la mañana, de 10.00 a 13.00 horas; y por la tarde, de 16.00 a 19.00. Está permitido la entrada de grupos con un máximo de seis personas, y los interesados tienen que pasar obligatoriamente por portería para identificarse y recibir la autorización de acceso.