Un sistema de análisis del ADN de heces caninas busca multar a los propietarios de los perros

El Ayuntamiento trabaja en la modificación de la ordenanza municipal de tenencia de animales con el fin de mantener limpias las calles de la ciudad

4 2kama WEB
Una empresa especializada tomará muestras para analizar el ADN de los excrementos caninos. / KAMARERO

Ciudades como Málaga o Palma ya lo aplican con éxito y todo apunta a que Segovia se sumará pronto a la lista. La presencia de excrementos de perro en las calles resulta molesto para los viandantes, que han de esquivarlos como si de “minas” se trataran. Es por ello por lo que la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de la capital estudia la implantación de un novedoso sistema de análisis del ADN de las heces caninas, que permitirá la identificación del animal y, con ello, del dueño al que se interpondrá una multa. El objetivo de esta iniciativa es fomentar la responsabilidad de los segovianos y combatir los actos incívicos, para mantener así limpias las calles de una ciudad turística como Segovia.

Aunque hace años que las sanciones son una de las medidas para evitar la proliferación de heces en la vía pública, son reducidas las multas que impone el Ayuntamiento. En lo que va de año, se han interpuesto un total de 86 denuncias por la comisión de infracciones.

Para que el nuevo sistema se ponga en marcha, es necesario que la Concejalía de Servicios Sociales modifique la ordenanza municipal de tenencia de animales, algo que “ya está en trámite, para llevarlo a los próximos plenos”, de acuerdo con la concejala, Ana Peñalosa.

Desde que firmaron el nuevo contrato con la empresa que se ocupa de la limpieza de la ciudad, la Concejalía ha dado algunos pasos en la implantación del sistema, pero la pandemia y el tener que atender cuestiones más acuciantes paralizaron la iniciativa que ahora han vuelto a retomar. Aunque Galindo asegura que están trabajando “para implantarlo cuanto antes”, su intención es ponerlo en marcha a lo largo de 2022.

“Creo que, en general, la gente tiene una actitud cívica y de respeto a los demás, y cuando van con su mascota, recogen los excrementos”, declara el concejal de Medio Ambiente, Ángel Galindo. Pero no todos lo hacen y esto genera inconvenientes, sobre todo, en el mantenimiento de parques y jardines, donde se están produciendo “algunos problemas” por esta cuestión, puesto que hay quienes creen que en estas zonas no es necesario recoger los excrementos. De hecho, Galindo afirma que esta es una de las principales quejas que le hacen llegar quienes se ocupan del cuidado de las zonas verdes, donde es más habitual encontrar las heces.

Un proceso complicado

Si el proyecto sale adelante, se deberá prestar especial atención a la cadena de custodias puesto que, a pesar de que se recojan los excrementos, puede haber “complicaciones” para identificar a los propietarios.

Por el momento, la ordenanza municipal de tenencia de animales obliga a que los perros lleven incorporado un microchip identificativo y, en caso de que no sea así, los dueños se exponen a una multa.

Para poder analizar los excrementos caninos, la nueva ordenanza incluirá otra obligación para los propietarios: que hagan a sus animales la prueba de ADN, de manera que este quede registrado y el nuevo sistema sea efectivo.

Para que sea posible la recogida de los excrementos, se creará “una brigada especial” dentro del servicio de limpieza de Segovia, algo que ya contempla el nuevo contrato suscrito entre el Ayuntamiento y la empresa. “En principio, podría haber un Policía Local, dependiendo del caso”, explica Galindo, al tiempo que reconoce que la iniciativa aún está en proceso y podría haber cambios.

Tras completar un parte que contendría información detallada sobre el lugar y día de la recogida, una empresa especializada tomará muestras para analizar el ADN en un laboratorio.

Una vez que se apruebe el cambio de la ordenanza municipal para poder poner el servicio en marcha, la Concejalía de Medio Ambiente dejará entre cuatro y seis meses para que, quienes tienen animales, realicen la prueba de ADN en el veterinario. Galindo afirma que están trabajando para que esta sea gratuita y no suponga “ningún coste” para el ciudadano. A lo largo de 2021, se han inscrito 183 perros en el registro municipal.

Ley de protección animal

La eliminación de la lista de perros potencialmente peligrosos. Realizar cursos formativos para tener perros. A partir de ahora, además, los animales se considerarán “seres sintientes” y, por tanto, tendrán una consideración legal diferente a la de cualquier objeto inanimado. Estos son algunos de los puntos que contiene la nueva Ley de Protección y Derechos de los Animales, en cuya redacción avanza el Ministerio de Derechos Sociales, tras publicar su anteproyecto el pasado mes de octubre.

“Es un gran paso”. Es así como la Asociación Protectora de Animales de Segovia valora la nueva ley, al tiempo que reconoce que “se queda corta” en el terreno de la caza y la ganadería. De igual forma, la delegada de Educan Segovia, Sandra Manso, considera que “se va por muy buen camino” en cuanto al bienestar animal, aunque “habrá cosas que limar en el tiempo”.

Tener una mascota es relativamente sencillo, pero esto no deja de ser una responsabilidad que, en ocasiones, “supera” a quienes tienen un animal bajo su cuidado, por lo que la protectora ‘Animales de Segovia’ considera necesario el realizar una formación previa para conocer sus necesidades y ser capaces de entender al que ya es, de forma oficial, un miembro más de la familia.