La plaza y el atrio de la iglesia de San Lorenzo cedieron su espacio a las actividades organizadas/M.G.

El barrio de volvió ayer a mostrar una vez más su vertiente más solidaria poniendo a disposición de un total de 23 asociaciones y organizaciones no gubernamentales su capacidad de organización para llevar a cabo la segunda edición del Mercado Solidario. La plaza y el atrio de la iglesia del arrabal segoviano fueron a lo largo del día de ayer el centro neurálgico de las distintas iniciativas que ayer se dieron cita para mostrar sus productos y conseguir atraer el favor de los centenares de personas que acudieron al reclamo de  esta iniciativa.

Como no podía ser de otra manera, los adornos navideños  fueron el producto más ofrecido y más demandado a su vez en el mercado, con atractivas propuestas fruto de la creatividad y la imaginación de los distintos colectivos, a precios más que competitivos.

Además,  se fueron sucediendo distintas actuaciones , que fueron desde el dinamismo vertiginoso de Kangoo Jumnps, al teatro reivindicativo de los estudiantes de la Facultad de Educación del Campus María Zambrano de la Uva, pasando por el humor de Javier Lázaro o la música de la charanga ‘La Señal', entre otros. Para complementar el paseo por los puestos solidarios, nada mejor que degustar una sopa castellana realizada por la Asociación de Cocineros, o un delicioso chocolate, con donativos a las asociaciones participantes.

Durante todo el mercado, se recogieron productos para el Banco de Alimentos en su puesto del mercado.