Operarios de FCC procedieron a limpiar las pintadas. / Kamarero
Publicidad

El juzgado de primera instancia e Instrucción 1 de Segovia ha abierto diligencias por el ataque a los restos de la antigua iglesia del convento de San Agustín de Segovia tras la denuncia interpuesta ante la Fiscalía por parte de la Asociación Española de Abogados Cristianos.

Según ha informado esta asociación, el juez considera que los “actos vandálicos” que tuvieron lugar el pasado mes de noviembre contra dicho monumento pueden ser constitutivos de un delito contra el patrimonio histórico recogido en el artículo 323.1 del Código Penal, según informa Europa Press.

Abogados Cristianos denunció al colectivo ‘Yesca Libre Castilla’ como presunto autor de los hechos debido a que ellos mismos reivindicaron el ataque en las redes sociales.

El pasado mes de noviembre esta antigua iglesia de San Agustín, ubicada en el centro de la capital segoviana, apareció con numerosas pintadas en las que se podía leer. “Por la memoria histórica, contra el Franquismo”.

Las pintadas que afectaron al ábside y a otras partes de este templo en desuso.

La presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha asegurado que cuando no se condenan los ataques contra la libertad religiosa, “estos cada vez se vuelven más violentos”.

La Asociación Española de Abogados Cristianos es una asociación civil sin ánimo de lucro fundada en 2008. Defiende en el ámbito jurídico los valores inspirados en el cristianismo.

El servicio de limpieza y recogida de basura, FCC Medio Ambiente, eliminó las pintadas con un tratamiento especial para no dañar la piedra caliza de los restos de este antiguo convento, que en su interior mantiene un monolito dedicado a la memoria de los segovianos represaliados por defender la II República y la libertad.

El Ayuntamiento, tras el atestado realizado por Policía Local, informó de que se había iniciado el procedimiento correspondiente a un acto vandálico y valoró dar traslado del expediente a la Fiscalía por daños al patrimonio municipal, en este caso un bien cultural que no cuenta con la declaración de BIC pero que forma parte del conjunto histórico y con protección integral dentro del planeamiento vigente.