9 1nerea WEB 2
Los asistentes aplaudieron tras el minuto de silencio por las víctimas de los accidentes de tráfico. / NEREA LLORENTE

Varias personas y representantes de distintas administraciones participaron ayer en un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas de accidentes en carretera, se celebró a las puertas de la Subdelegación del Gobierno en Segovia. Allí, se hizo especial mención a las seis personas fallecidas en las vías segovianas en lo que va de año, cinco menos que en 2020, cuando se notificaron once.

Un acto de homenaje convocado por la Jefatura Provincial de Tráfico para sumarse al Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico (21 de noviembre), el cual está promovido por Naciones Unidas y cuyo lema de este año es ‘Reducción de la velocidad’.

Precisamente, de los tres accidentes mortales ocurridos en la provincia, “dos están marcados claramente por el exceso de velocidad y otro, por la distracción”, afirmó Pedro José Pastor del Castillo, jefe provincial de Tráfico de Segovia. “Tenemos muchos kilómetros de carreteras convencionales donde no tenemos arcén, el diseño está enfocado a una determinada velocidad de servicio y, cuando analizamos el número de infracciones y lo comparamos con el resto de España, duplicamos la tasa de denuncias en la provincia”, lamentó Pastor del Castillo.

En este objetivo incidió también Lirio Martín, subdelegada de Gobierno, que aprovechó el momento para leer un manifiesto una vez finalizados los aplausos que sucedieron al minuto de silencio: “A menor velocidad, no solamente las consecuencias pueden ser menos dramáticas, sino que las lesiones son menos graves, sobre todo para los más vulnerables, como ciclistas, peatones o personas mayores”.

En concreto, de las once personas fallecidas el año pasado, “siete tenían más de 55 años”, detalló el jefe de Tráfico. Por ello, ambos pidieron especial prudencia y paciencia al volante, pero también recordaron que los viandantes deben cruzar las vías únicamente por los lugares habilitados.

Por otro lado, la subdelegada remarcó que las víctimas de tráfico no son solo los fallecidos, sino también las personas que resultaron gravemente heridas y sus familiares. Además, reconoció el “trabajo crucial” que llevan a cabo los servicios de emergencia.

Finalmente, Lirio Martín recapituló algunas lecciones necesarias a la hora de ponerse el volante: la obligatoriedad del uso de cinturón y del correcto uso del mecanismos de retención infantiles, “que nuestras mascotas viajen adecuadamente sujetas y la prohibición del uso del teléfono móvil durante la conducción, pues lo que hace es reducir la posibilidad de reaccionar ante una eventual incidencia en el tráfico”, concluyó la subdelegada.