Publicidad

Un varón de 18 años de nacionalidad italiana que estudia en Segovia y estuvo recientemente en Milán se confirmó como el primer caso positivo de coronavirus (COVID19) en Castilla y León.

Así lo dio a conocer este jueves la directora general de Salud Pública de Castilla y León, Carmen Pacheco, en una rueda de prensa que ha ofrecido en la tarde de este jueves para anunciar el primero de los casos, el del joven italiano, aunque durante la misma se pudo confirmar también el segundo, un ingeniero iraní que se encontraba en una empresa del Parque Tecnológico de Boecillo (Valladolid).

El joven italiano estudia en la IE University, vive en la residencia de estudiantes The Factory (en el barrio de San Lorenzo) en la que hay alojadas 115 personas, y estuvo en Milán del 21 al 23 de febrero.

El joven ingresó el miércoles por la tarde en el Hospital de Segovia, donde se le tomaron muestras que este jueves el Centro Nacional de Microbiología en Majadahonda (Madrid) comunicó que es compatible con coronavirus.

Está ingresado en una habitación con presión negativa, aunque se encuentra bien, con patología respiratoria viral “bastante leve”, estable y sólo con tratamiento antitérmico -fundamentalmente paracetamol- para bajar la fiebre, ya que no presentaba tos ni expectoración.

El varón regresó de Milán el día 23 pero el martes 24 comenzó a encontrase mal. Sin embargo, el miércoles 25 acudió a clase, comió con unos compañeros y después le acompañaron al centro de salud, donde el médico que le atendió inicialmente sospechó que podía tratarse de un caso de coronavirus por la clínica y el antecedente epidemiológico, junto con los criterios que se valoran actualmente. Así, se le derivó al hospital y, sin ni siquiera pasar por urgencias, ingresó en una habitación en aislamiento.

Ahora se ha iniciado el estudio de contactos para saber al menos los compañeros de habitaciones más cercanas y con quién había estado las horas previas y se ha contactado con la universidad porque, aunque se sabe el número de residentes en donde vivía el joven, aún se desconoce cuántos alumnos había en clase.

Valoración individual

Inicialmente se llevará a cabo una valoración individual porque en la residencia en la que vive hay muchos estudiantes, pero el contacto con unos y otros no será el mismo y siempre se valora este contacto por el tipo de exposición que se tiene con este tipo de virus.

En función de cada situación se actuará y, normalmente, lo previsto es una vigilancia activa, es decir, cierta restricción de movimientos sociales en los contactos más estrechos y tomas de temperatura diarias con un seguimiento, explicó Pacheco, quien añadió que suelen ser personas sanas, por lo que no necesitan más que una vigilancia “más estrecha” y, en caso de síntomas, actuar de nuevo como si fuera un caso en investigación.

El caso, del que ya tiene conocimiento el Ministerio de Sanidad, se comunicará a Italia dada su presencia allí la semana pasada.

Carmen Pacheco señaló que hay casos en investigación en toda la Comunidad y hasta ahora todos habían sido negativos, motivo por el que no se hace una vigilancia activa del entorno, sino que se dan recomendaciones dependiendo del tipo de patología, que normalmente son respiratorias, ya que puede ser gripe u otro tipo de virus.

Además, se trata de hacer las tomas de muestras en domicilio para evitar movimientos de posibles pacientes, lleguen al hospital o haya diseminación de la enfermedad.

Por otro lado, la directora general de Salud Pública confirmó que todos los hospitales están elaborando planes de contingencia, sobre todo ante la situación que se ha producido en Italia, en función de posibles escenarios y una situación que pudiera empeorar.

Así, hay habitaciones de aislamiento, con presión negativa, y para el caso en el que pudiera haber pacientes ingresados se están reservando zonas, “valorando distintos escenarios y tomando las medidas en cada momento”.