La Guardia Civil de Segovia ha investigado a un hombre de 33 años de edad, residente en la Comunidad Valenciana, como supuesto autor de un delito de estafa bancaria; utilizando el método conocido policialmente como ‘hijo en apuros’.

La investigación comenzó tras la denuncia por parte del perjudicado, el cual manifestó haber sido engañado a través de una aplicación de mensajería instantánea, por alguien que había contactado con él haciéndose pasar por su hija. Ésta simulaba tener un problema con su teléfono móvil y solicitaba a su progenitor una transferencia bancaria inmediata a una cuenta controlada por el autor.

Una vez disponía del dinero en su cuenta, supuestamente lo hacía desaparecer rápidamente transfiriéndolo a otras cuentas o retirándolo en efectivo en cajeros automáticos.

Utilizando ese modus operandi es como consiguieron engañar al perjudicado, residente en la provincia de Segovia, solicitándole que de forma apresurada realizara diversas transferencias por un importe total de 7.800 euros, llegándose a efectuar un solo pago de 2.900 euros, pensando que con ello ayudaba a su hija que se encontraba en apuros económicos sobrevenidos.

Según la denuncia, el estafado, recibió un mensaje a través de una plataforma mensajería instantánea con el siguiente mensaje: «mamá/papá, este es mi nuevo número de móvil». A continuación, el timador aseguraba que se le había roto o extraviado su teléfono y que estaba escribiendo desde otro de un amigo o con una tarjeta telefónica nueva.

Las diligencias fueron entregadas en el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 1 de Cuellar.