El nuevo vídeo de la Catedral de Segovia ahonda en la historia de una obra esencial. La serie #ArteComentado, lanzada en 2019 para divulgar el patrimonio del templo, da ‘movimiento’ a través de la imagen a una de las obras más importantes desde el prisma artístico y devocional como es el Cristo Yacente. Realizada por el gran escultor Gregorio Fernández en 1631, el formato multimedia de esta iniciativa hace que se pueda contemplar con gran detalle y desde perspectivas nunca antes vistas a las puertas de la Semana Santa.

Raquel Bermejo de la Puente, guía oficial de la Catedral, es la encargada de explicar las características artísticas e históricas de esta obra y, José Antonio Velasco Pérez, vicepresidente del Cabildo, transmite, como en vídeos anteriores, el punto de vista religioso e iconológico. Y es que el Cristo Yacente, además de considerarse el mayor exponente de la escultura barroca en Castilla, no podría haber sido posible sin la profunda fe de su autor, que supo mostrar el sufrimiento experimentado por Jesucristo de una manera extraordinaria.

Este vídeo, que se puede ver en las redes sociales de la Catedral, tiene una duración total de cinco minutos. Como novedad, se ha utilizado un dron para conseguir planos difíciles de observar por fieles y visitantes a simple vista. La combinación de las imágenes acompaña la explicación de la guía oficial del templo sobre la perfecta anatomía, los materiales utilizados y la trayectoria de Fernández, además de fotografías sobre la participación de esta talla en exposiciones a nivel nacional e internacional.

En la segunda parte, el canónigo de la Catedral examina de forma emotiva esta figura, bella y esbelta, a través de la Pasión del Señor en el Calvario, con heridas conseguidas con gran realismo en el rostro, pecho, manos o pies, además del lenguaje facial, propio de un cuerpo ya sin vida.

De una forma general, el espectador se situará en el centro de la capilla del Santísimo Cristo Yacente de la Catedral, donde está la talla. Esta obra se encontraba originariamente en el banco del retablo de esta capilla como complemento escultórico de las pinturas de la crucifixión y el descendimiento. Un espacio de los más emblemáticos del conjunto del templo, en el que desde hace cuatro años se incorporan cuatro piezas abstractas, ‘Las virtudes cardinales’. Realizadas por el artista David Rodríguez Caballero para combinarse con los pliegues del cuerpo inerte de Cristo y el sudario que lo cubre, fue una exposición conjunta con el Museo Esteban Vicente.

La elección del Cristo Yacente con motivo de la cercanía de la Semana Santa es un gesto del Cabildo para llevar a los hogares esta representación escultórica propia de la Pasión, reconocida tanto dentro como fuera de España.