El Nacimiento recrea algunos de los principales monumentos de la ciudad de Segovia.
Publicidad

El Belén artesanal que tradicionalmente se monta en el vestíbulo del Albergue San Juan de Dios de Madrid ha incluido este año maquetas representativas de monumentos emblemáticos de la capital de Segovia. Ha sido realizado por usuarios de este Centro dedicado a la atención integral de personas sin hogar en situación de marginación y exclusión social.

La ciudad ha sido elegida por su significado histórico, artístico y como modelo de convivencia y acogida a todos los visitantes que de diversas partes del mundo se acercan a conocerla.

Entre los monumentos que pueden verse en el Belén se encuentran el Acueducto, el Alcázar, las puertas de San Andrés y de Madrid, y el Santuario de la Virgen de la Fuencisla. Es de destacar la ilusión y dedicación que ha supuesto este año la realización de este Nacimiento navideño como una expresión de reconocimiento y homenaje a Segovia capital.

El Belén estará abierto al público en la calle Herreros de Tejada, 3 – Madrid- hasta el día 10 de enero, de lunes a domingo en horario de 11,00 a 13,30 horas y de 16,00 a 20,00 horas.

El Albergue San Juan de Dios, Centro de la Obra Social de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios desarrolla programas de atención integral a personas en situación de marginalidad y ofreciéndoles los medios necesarios para una reinserción e integración con el objetivo de mejorar su calidad de vida y desarrollo personal.

Los usuarios son atendidos y acompañados por un equipo multidisciplinar de profesionales y un número importante de voluntarios muy comprometidos en esta tarea social, con el objetivo de mejorar su salud, su estado de ánimo y la situación de aislamiento social en la que se encuentran.  Todos los servicios que se ofrecen son gratuitos.

Además desarrollan actividades con el fin de mejorar su autoestima y habilidades, como la participación voluntaria en acciones de terapia ocupacional, talleres culturales, apoyo al empleo, encuentros de reflexión y participación, entre otras.

Desde su apertura en 1979, el albergue San Juan de Dios ha atendido a más de 40.800 personas sin hogar y ha generado más de un millón y medio de estancias. En la actualidad cuenta con 140 plazas de alojamiento y manutención más cinco en dos pisos tutelados. Situado en pleno corazón del barrio de Chamartín, ha vivido durante estos años continuos cambios de perfiles entre sus usuarios, reflejo de ciclos económicos y contextos globales que van dejando a la deriva a una parte de la población en situación de calle, de exclusión social y residencial.

La media histórica de la estancia de los residentes ha pasado de 21 días a 96 en el 2018. Se estima que este incremento se debe a la necesidad de una mayor cobertura integral en la asistencia y la atención a las personas en situación de sin hogar, la escasez de salidas laborales y las dificultades en el acceso al mercado de vivienda.