Un adiós más amable a los seres queridos

Óscar de la Fuente, director de la agencia funeraria Santa Teresa, explica cómo ha evolucionado su sector en los últimos años

Todos recordamos a nuestros seres queridos que se han ido. Eso en un sentimiento que no se va nunca, pero que aparece de forma especial durante estos días, con la celebración de la solemnidad de Todos los Santos hoy y la conmemoración de los Fieles Difuntos mañana, 2 de noviembre. Unas jornadas de visitar los cementerios, de flores, de añoranza y de tristeza… Aunque, con el paso de los años, la parte más amarga y, por así decirlo, “oscura” de estos días ha ido desapareciendo poco a poco.

Esto es una realidad que ha vivido Óscar de la Fuente, director de la Agencia Funeraria Santa Teresa en Segovia. No en vano, lleva ya 33 años trabajando en el sector: “El negocio funerario ha evolucionado. Yo lo he vivido bastante porque me ha pillado a caballo entre una generación y otra. Y sobre todo he visto dos momentos de cambios: el año 2.000 y la pandemia de coronavirus”. Una evolución que, para él, ha sido a mejor, ya que ha cambiado la percepción de la muerte: “Se ha quitado un poquito de oscuridad al tema del fallecimiento de un ser querido y aun cuando el siempre existe un dolor en esa pérdida, estamos cada vez más encaminados a entenderlo mejor y realizar así una despedida mucho más agradable y más en paz de lo que se hacía antiguamente”.

En ese sentido, Óscar recuerda aún el papel casi extinto de las plañideras, personas (sobre todo mujeres) a las que se les pagaba para ir a un entierro o funeral a llorar por el difunto: “El funeral antes era siempre algo triste, algo de llorar. No quiere decir con ello que ahora sean de alegrarse ni de estar riendo, pero se le da otro entendimiento a la pérdida del ser querido. Se le da otra forma de entender que vale más la alegría de haber podido disfrutar de la vida de una persona que la tristeza que supone la despedida”.

CREMACIONES
Otro cambio muy significativo que se ha dado dentro del sector funerario en los últimos años es el aumento de las cremaciones, que han superado ya a las inhumaciones: “A partir del año 2011 empezaron las subidas de las incineraciones para nosotros, debido a que inauguramos el primer crematorio en Segovia. Antes la gente tenía que desplazarse a Madrid o a Ávila si quería ese servicio y, con ello, la gente se empezó a decantar mucho más por la incineración. De hecho, con ello fue subiendo hasta el punto de llegar casi al 47 o 48%. Y en el año 2018 inauguramos el crematorio en Cuéllar, con lo que más gente se animó a elegir esa opción. Ahora estamos ya rozando el 60% de incineraciones sobre el 40% de enterramientos o inhumaciones”.

Y, de hecho, el número de cremaciones puede aumentar incluso más a partir de ahora en la Agencia Funeraria Santa Teresa. Todo a causa de la innovación creada por Gema Rey, de la empresa Vivaria Edenis, colaboradora de la agencia. Se trata de unas urnas funerarias sostenibles, consistentes en esferas de vidrio soplado artesanalmente y que albergan las cenizas del fallecido en una conjunción ornamental con plantas, que crea un ecosistema sostenible y emocionalmente conectado con la familia: “La gente cada vez tiende más a integrar la naturaleza dentro de la vida. Y la muerte forma parte de la vida, por lo que hacemos todo lo posible para intentar facilitar ese proceso inevitable”, explica Óscar.

Santa Teresa es, de momento, la única agencia que ha apoyado este proyecto que esperan que les sitúe a la vanguardia del sector. Una novedad que, además, no será la única en el futuro inmediato de la empresa, que espera ofrecer a partir del verano del próximo año un servicio para animales de compañía: “Hoy en día tenemos más apego que antes por nuestras mascotas. Por eso, vamos a empezar con un nuevo crematorio al lado del de Cuéllar, en el edificio colindante, para que la gente de la provincia de Segovia tenga una manera de poder despedirse de sus animales de compañía”.

Las flores inundan el cementerio el Día de Todos los Santos.
Las flores inundan el cementerio el Día de Todos los Santos.

DÍA DE LOS DIFUNTOS
Con los cementerios siendo los lugares más concurridos en estos días de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos, para las agencias funerarias supone una pequeña dificultad añadida para su trabajo: “nos influye porque, si tenemos que enterrar a alguien, hay que apañarse con toda la gente que va a visitar el cementerio”. Eso sí, Óscar de la Fuente afirma que ellos están preparados para esa incidencia: “tenemos muy bien programados todos los entierros y, aunque es verdad que hay más aglomeraciones y jaleo, no es una cosa que nos suela entorpecer mucho a la hora de realizar nuestros servicios.