Un acuerdo judicial suspende el juicio por el atropello a un ciclista

El acusado acepta dos años de prisión por delitos de lesiones graves y omisión de socorro, así como la retirada del permiso de conducir durante un año, ya que la cuestión civil se resolvió antes de la vista oral

El juicio con jurado popular que iba a dirimir la causa contra un hombre que atropelló con su furgoneta a un ciclista en Valverde del Majano fue suspendido ayer tras alcanzarse a última hora un acuerdo entre las partes, por el que el acusado reconoce los hechos y acepta la pena de un año de prisión por el delito de lesiones graves, otro año por omisión de socorro y la retirada del carné de conducir durante un año y un día; según informa Ical.

El abogado del acusado, Francisco Miranda, del bufete Vox Legis de Oviedo, confirmó a los medios a la salida del juzgado, que no se iba a celebrar el juicio. “Como abogados de justicia restaurativa, entendemos la situación de la víctima en estos casos y somos conscientes de lo que están pasando. Tratamos de solventarlo de la mejor manera posible, sin un mayor desgaste emocional por parte de todos ellos”, argumentó el abogado defensor.

Para su cliente, que tenía 28 años cuando ocurrieron los hechos, llegaron a un acuerdo con la parte acusadora de “pena de prisión por el delito de lesiones de un año, por el delito de omisión de socorro de un año y un año y un día de pérdida del carné de conducir”. El 15 de mayo de 2018, se produjo un atropello a un ciclista de 45 años, que resultó herido grave y tuvo que ser ingresado en un centro hospitalario de Valladolid. El conductor de la furgoneta implicada se dio a la fuga y fue detenido un día después por la Guardia Civil.

Según Francisco Miranda, a pesar de estar ya organizada toda la infraestructura para llevar a cabo hoy la elección del jurado popular y el inicio de la vista, llegar a un acuerdo “es más normal de lo que parece y normalmente suelen ser en el último momento”.

La treintena de personas que formaban parte de la selección previa para la elección, por parte de los abogados y la Fiscalía de los 11 miembros del jurado popular, nueve más dos suplentes, fueron informados a su llegada sobre las circunstancias que rodeaban este juicio, que finalmente no se va a celebrar al haberse alcanzado la conformidad entre las partes.

Al abandonar el edificio judicial, algunos de estos segovianos confesaron sentir cierto alivio al no tener que ejercer la labor de jurado popular en este caso, aunque el presidente de la Audiencia, Ignacio Pando, les había transmitido que los jurados se llevan una grata experiencia.

En cuanto a la cuestión civil de este accidente de tráfico, ya estaba resuelta previamente al señalamiento de este juicio, porque la aseguradora del conductor de la furgoneta ya pagó voluntariamente la cantidad acordada.