UGT reclama que el mapa territorial tenga un enfoque socioeconómico

El sindicato busca tener participación en el nuevo diseño de las demarcaciones para que contribuya a afrontar el desequilibrio y la dispersión de la población que hay en la provincia.

0

El sindicato UGT reclama la participación de los agentes sociales de la Comunidad en el desarrollo de los mapas de ordenación del territorio en Castilla y León para que siga un enfoque socioeconómico que atienda las necesidades reales de la población y “garantice el presente y el futuro” de la región. Sin este enfoque social, la nueva estructura de las demarcaciones acentuará los desequilibrios territoriales existentes e impedirá el desarrollo del medio rural. La petición y la advertencia fueron lanzadas ayer por el secretario de política Institucional y Territorial de UGT Castilla y León, Óscar Lobo, y los representantes del sindicato en Segovia, Miguel Ángel Mateo y Nicolás Gaminde.

Óscar Lobo anunció en Segovia que el sindicato realizará diversas propuestas a la nueva Ley de Ordenación del territorio en busca de una mayor solidaridad entre territorios, más cohesión social, mejores servicios públicos, mayor inversión pública y más generación de empleo. Además, UGT realizará una labor de vigilancia en la implantación de las unidades básicas de ordenación y servicios para que este proceso “no pueda servir de coartada para la aplicación de recortes” por parte de la administración autonómica en el ámbito educativo o sanitario, según señaló Gaminde.

El sindicato pretende avanzar hacia una Ordenación del Territorio “centrada en las personas” que sirva para mejorar la cohesión social y fijar población. La Ley de Ordenación del Territorio aprobada por la Junta está trabajando en el diseños de los Mapas de Unidades Básicas de Ordenación y Servicios del Territorio, los Mapas de las Áreas Funcionales, las Áreas Estratégicas y las Mancomunidades de Interés General, por lo que es aquí donde el sindicato pide que el proceso de cambio no se quede en el ámbito de los partidos políticos y se abra la participación a los agentes sociales.

23 habitantes x km2

UGT entiende que la nueva configuración territorial debe servir para paliar desigualdades y más en una provincia como la de Segovia con 209 municipios, 17 entidades locales y un total de 356 núcleos de población, con una ratio de 23 habitantes por kilómetro cuadrado y un censo de más de 161.00 segovianos de los que dos terceras partes viven en el medio rural, con importantes necesidades asistenciales ya que la provincia registra un alto nivel de envejecimiento, según los datos aportados por el secretario de Organización de la Federación de Servicios Públicos de la Segovia, Miguel Ángel Mateo.

En su intervención Mateo se hizo eco de la “preocupación y de la confusión” que hay en los ayuntamientos ante este proceso de cambio que puede traer duplicidades o vacíos competenciales, según UGT. “Puede producirse “un choque de trenes” entre la legislación estatal y la administración local”, dijo Miguel Ángel Mateo haciendo referencia al papel futuro de las diputaciones.

El secretario de Política Institucional y Territorial de UGT Castilla y León comentó que realizarán consultas en las provincias para presentar una “propuesta sólida” encaminada a que la zonificación permita afrontar con seguridad “los retos y desafíos” de la comunidad.

El primer paso para lograrlo, apuntó Lobo, pasa porque se derogue la cláusula -vigente en la actual Ley de Ordenación- según la cual se evita la aplicación del plan de convergencia interior mientras el PIB no crezca por encima del 2%. Además, UGT demanda la revisión de los objetivos de la Agenda de la Población, que entró en vigor en 2010 y, en opinión de los representantes sindicales, “es un fracaso”.