Empleados de Turismo atienden este viernes a los viajeros en el remodelado CRV. / Nerea Llorente
Publicidad

Aunque todavía muy poco a poco, el sector turístico de la ciudad comienza a recuperar algo de pulso. El inicio de la nueva normalidad no ha provocado aún un estallido de viajeros hacia la capital, pero la reactivación del programa de visitas turísticas y la reciente apertura del remodelado y mejorado Centro de Recepción de Visitantes –con un flujo reducido pero continuo de personas– muestran que Segovia está ya preparada para acoger y entretener a cuantos vengan.

En cualquier caso, la primera nota positiva de la campaña veraniega para la Empresa Municipal de Turismo (EMT) la han puesto los propios vecinos, superando con creces las expectativas municipales para el programa de visitas ‘El dulce vivir’. La iniciativa, creada casi como una preparación de la temporada y destinada principalmente a los los segovianos, ha sobrepasado el 90% de los cupos de reserva y se ha ganado el derecho a seguir formando parte del programa estival.

Pese a que inicialmente solo estaba previsto que se desarrollase del 22 al 30 de junio, el éxito de público ha llevado a la EMT a ampliar su calendario y a celebrar en adelante una de sus seis propuestas cada miércoles.

La más destacada, al menos por volumen de participantes, ha sido la visita ‘Judíos, moros y cristianos’, que recorre los barrios de la Judería, San Millán y los Caballeros.

Por otra parte, desde este viernes está funcionando ya el habitual programa de verano de visitas turísticas, bautizado este año como ‘Conoce Segovia’, que ha debutado con lleno en el nuevo recorrido nocturno ‘Segovia Legendaria’.

Desde el Consistorio esperan que sea este fin de semana cuando por fin se consume el arranque de la temporada turística, después de unas semanas en las que se han impuesto las visitas familiares a pequeños municipios de la provincia.