Los técnicos del Centro de Acuicultura, explicando a Mazarías el funcionamiento del complejo.
Publicidad

El Centro de Investigación en Acuicultura del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León es un claro exponente del compromiso del Gobierno regional con la acuicultura, un sector de futuro en la Comunidad que constituye una oferta alimentaria sostenible, segura y saludable. Los ríos y embalses aportan numerosas oportunidades para el desarrollo de cultivos acuícolas en la región.

En el marco del recorrido que el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, José Mazarías, lleva a cabo por los distintos departamentos de la Administración regional y sus centros dependientes en Segovia, ha visitado el Centro de Investigación en Acuicultura del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León. En la visita ha estado acompañado por la secretaria técnica del Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería, Ana Fuente, y por la responsable del centro, Ana María Larrán.

El objetivo de esta infraestructura es el apoyo tecnológico y la transferencia de resultados al sector acuícola de Castilla y León. Sus principales actividades son el desarrollo de proyectos de investigación aplicada, la asistencia técnica y servicios de i+d con la finalidad de aumentar la competitividad del sector acuícola (productores, sector de alimentación y sanidad animal, y transformación).

En Castilla y León discurren 35.000 kilómetros de ríos y 45.000 hectáreas de aguas embalsadas que aportan múltiples oportunidades para desarrollar cultivos acuícolas. En consecuencia, la labor que desarrolla el Centro ubicado en Segovia es muy relevante, al contribuir a implementar una cuidadosa gestión sanitaria de los animales acuáticos, así como medidas de bioseguridad y de protección del bienestar animal, que posibiliten impulsar una producción acuícola sostenible y de calidad, capaz de generar empleo vinculado al territorio que contribuya a la mejora de la actividad económica y a la fijación de la población del medio rural en nuestra comunidad.

Con la finalidad de avanzar en distintos proyectos de investigación, en el Centro se produce la cría, principalmente, de tres especies: la trucha arcoíris, el salmón y la tenca. Su principal objetivo es el estudio de nuevos aditivos e ingredientes que puedan incluirse en la fabricación de piensos para peces, para que sean más eficaces y ecológicos y mejorar así, la calidad, competitividad y producción ganadera. Todo ello, procurando la reducción del impacto ambiental y la producción sostenible con el uso de materias primas propias de la Comunidad, como el uso de leguminosas y harina de insectos, que según la responsable del centro, “son una fuente de proteínas para los peces” y sirve de sustituto al harina de pescado.

Las investigaciones también se dirigen a estudios nutricionales; nuevas vacunas para peces y trabajos sobre genética y reproducción animal. Está previsto iniciar nuevas líneas de investigación en biomarcadores mediante técnicas moleculares, para saber más sobre la salud de los peces.

El centro acuícola dispone de cuatro áreas diferenciadas: la zona de cultivo; la zona de almacenamiento de agua dulce y salada; la ‘zona seca’ (laboratorio, almacén y zonas accesorias) y la zona administrativa. En el espacio dedicado al cultivo, existen siete salas de cultivo experimental, con sistemas de recirculación del agua con 10 tanques por cada sala, tanto de agua dulce como salada. También posee 24 acuarios de pequeña escala para realizar los ensayos y una zona de cultivos auxiliares destinados a la alimentación de los alevines (los peces más jóvenes).

Como se ha indicado, el centro dispone de una zona de almacenamiento de agua, tanto dulce como salada, siendo esta última fabricada en estas instalaciones al objeto de poder reproducir el hábitat de algunas especies marinas con las que se trabaja. Y la ‘zona seca’ cuenta con un laboratorio dividido en tres áreas: diagnóstico sanitario, calidad del agua y calidad del producto. Además, existe un espacio destinado al almacén de documentos y otras gestiones administrativas.

COLABORACIONES PÚBLICAS Y PRIVADAS

Son muchas las empresas e instituciones que han contado con la colaboración del Centro de Acuicultura para realizar sus proyectos. Algunas de ellas son Meal Food (productora de harina de insectos) o  Nutriab (empresa de aditivos); Organización de Productores Piscicultores (OPP); el Servicio Regional de Investigaciones y Desarrollo Agroalimentario (SERIDA) o el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología (INIA). También se encuentra la Universidad Complutense de Madrid, la de Almería, de Valencia, Alicante, la Universidad de Salamanca, la de León o la de Valladolid. El Centro también colabora con centros de formación en todo lo referente a la acuicultura. El año pasado con motivo del Día de la Acuicultura (27 de noviembre), los alumnos del CIFP ‘Felipe VI’ participaron en las Jornadas con charlas y mesas redondas. El Centro de FP fue escenario de un ‘show-cooking” realizado con productos de acuicultura por los alumnos de Hostelería y Turismo. Además con el objetivo de divulgar la actividad que lleva a cabo, organiza visitas dirigidas a centros educativos, que pueden conocer esta infraestructura concertando cita previa.