Trípode Cultural se desvincula del festival de cine europeo

Los responsables de la asociación dicen que se han visto “envueltos en un fuego cruzado político” mientras la concejala Gina Aguiar arremete contra el PP al que acusa de montar un circo mediático

Trípode Cultural ha roto su silencio para anunciar que sus responsables, decepcionados, han tomado “la triste pero firme decisión” de distanciarse de la nueva muestra de cine europeo de Segovia. Esta asociación firmó en agosto del año pasado un contrato con el Ayuntamiento para la dirección del nuevo festival en 2020 tras la dimisión del anterior responsable, Eliseo de Pablos. Se trató de un contrato menor, por un importe de 14.999 euros y un plazo de ejecución de cinco meses, muy cuestionado por el Partido Popular, que incluso denunció el procedimiento en el Juzgado de lo Contencioso Administrativo, por lo que el conflicto está pendiente de sentencia tras la vista celebrada el 24 de febrero.

Los integrantes de Trípode Cultural se consideran envueltos “en un fuego cruzado político sin culpa ninguna” y afirman que han observado como “gratuitamente y con suma liviandad, se está por la prensa mancillando injustamente nuestro nombre, trabajo, prestigio, con suposiciones y aseveraciones que están lejos de ser verdad, donde se pone en duda nuestra profesionalidad, infundadamente, con fines de réditos muy distantes a la defensa real de la cultura”.

Anuncian esa desvinculación — “obligadamente hacernos a un lado”, afirman— de un proyecto que, por otro lado, ya está ejecutado y pagado a pesar de que la crisis sanitaria impidió la celebración del festival en noviembre del año pasado y añaden que lo hacen “en busca de un contexto más propicio y genuino para apoyar a Segovia y al cine, mientras los otros bandos, en fuegos y batallas ajenas, empecinados y aturdidos por su propio ruido, están dejando indiferentes que se apague la cultura”.

“Titular ridículo”

Pablo Perez KAM8339
Pablo Pérez, portavoz del PP en el Ayuntamiento. / KAMARERO

Por su parte, la concejala de Cultura, Gina Aguiar, comparte los argumentos de la asociación y carga contra el Partido Popular en el Ayuntamiento al que acusa de crear “un circo mediático con un titular ridículo” y especialmente contra su portavoz, Pablo Pérez, “que ha hecho cinco o seis ruedas de prensa para un tema como este, lo que me parece habla del nivel de oposición que tenemos en esta ciudad a la que le interesan muy poco los intereses de los ciudadanos. Podía haber gastado su tiempo y el de los demás para hablar de lo que sí preocupa, como es la sanidad, con la Junta”.

Aguiar ha comentado que no quería hacer declaraciones hasta que el juzgado emitiera sentencia pero, ante el escrito hecho público por Trípode Cultural, ha insistido en que la citada asociación “ha hecho el trabajo que se le ha encargado y además un proyecto excelente que, desgraciadamente, no se ha podido ver durante unos meses de arduo trabajo, conjuntamente con la Concejalía de Cultura”.

Asegura que judicializar la actividad política “mata la política” y se muestra especialmente sorprendida por la ‘batalla’ de los populares en este procedimiento administrativo “que no va más allá porque la Concejalía trabaja con una transparencia absoluta, como el resto del Ayuntamiento”.

Por otro lado, la responsable municipal lamenta que en este debate “no se ha hablado en ningún momento del proyecto, de su calidad, del sobresfuerzo que ha supuesto en un momento como este. No se ha hablado de cultura”.