Tres nuevos casos elevan a siete los contagiados por el Covir-19

La mayoría de los nuevos afectados por el virus permanecen en situación estable, pero ingresados en el Hospital General de Segovia, debido a su edad y porque presentan otras patologías que podrían complicar su curación

Otros dos segovianos que viajaron a Italia se suman a los casos de personas afectadas por coronavirus, según señalaron la Consejería de Sanidad. También se encuentra
afectado otro anciano que ya estaba ingresado en el Hospital de Segovia, y que ha contraído el coronavirus.

De este modo ayer se añadieron tres casos, que hacen un total de siete afectados en Segovia, desde que se detectó el primero el Miércoles de Ceniza.

Según fuentes sanitarias, los tres nuevos casos detectados tienen 47, 67 y 79 años, todos ellos varones. Los dos primeros también regresaron de viaje de Italia el pasado sábado, al igual que el caso del lunes, otro hombre de 73 años.

Tanto el de 73 como el de 67 han quedado ingresados en el Hospital por presentar otras patologías que podrían complicar su estado de salud, aunque para todos ellos la situación es estable, indicaron las mismas fuentes.

Los ya identificados anteriormente: dos estudiantes de IE University, y una profesional sanitaria que tuvo contacto en Madrid con otro caso positivo, continúan en vigilancia siguiendo el protocolo establecido por las autoridades sanitarias, señaló el jefe del Servicio Territorial de Sanidad, César Montarelo. Así, de los siete casos, tres están ingresados, y cuatro aislados en sus domicilios.

La situación en el resto de la región tiene a Burgos como la más afectada. Ayer se detectaron siete nuevos positivos, hasta sumar 46; de ellos 31 permanecen en aislamiento en sus domicilios y 15 están hospitalizadas (12 en la capital y tres en Miranda de Ebro).
En León se han declarado tres nuevos casos, con lo que el número de confirmaciones es de 9: 4 en aislamiento y 5 ingresados. 
Por su parte en Salamanca un nuevo positivo suma el quinto en esa provincia, permaneciendo en aislamiento domiciliario todos los pacientes.
Por último, Zamora ha registrado su primer caso positivo, que se encuentra hospitalizado en el Complejo Asistencial zamorano.

Con la situación actual, la Junta no se plantea aún cerrar los centros escolares de la Comunidad, ni existe “una situación para cerrar las universidades ni mucho menos”, defendió la consejera de Sanidad.  aunque sí se suspenden todos los viajes escolares, lo que afectaría los de fin de curso previstos en estas fechas.

Las medidas de la Junta buscan “aplanar la curva” de crecimiento de los casos para que puedan ser asumidos por los recursos de la sanidad regional, que en estos momentos no tiene problemas de camas en las unidades de cuidados intensivos, con sólo dos ingresados en la UCI, en una Comunidad en la que la dispersión en este caso juega como ventaja, ya que cuenta con catorce hospitales.

Entre las recomendaciones del Ejecutivo autonómico para toda la Comunidad figuran como destacadas la de evitar viajes no necesarios y el uso del transporte público, fomentar el cuidado domiciliario de los mayores y que las personas mayores más vulnerables limiten la salida de su casa y de las residencias y lugares concurridos. Una restricción de los acompañamientos en los hospitales, la prohibición de entrada de menores a los hospitales, la suspensión de prácticas docentes en centros sanitarios y sociosanitarios, salvo casos de los últimos años de medicina o enfermería, son otras de las medidas adoptadas ayer por del Gobierno autonómico.

Las procesiones de Semana Santa, en peligro de suspenderse

Las procesiones de Semana Santa de Castilla y León están en un alto riesgo de cancelación por la crisis de salud pública generada por el coronavirus y el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, reconoció ayer miércoles que es “bastante probable” que estos actos religiosos, de gran impacto para el sector turístico de la Comunidad, tengan que ser suspendidos para frenar los contagios.

Acompañado de la consejera de Sanidad, Verónica Casado, Igea compareció en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno extraordinario que la Junta convocaba para coordinar medidas contra el coronavirus, aunque la situación epidemiológica actual en la Comunidad está “contenida, muy contenida”, en palabras de la responsable sanitaria, con la excepción de Miranda de Ebro (Burgos), que se mantiene como el principal foco de preocupación.

Antes de que se realizara este anuncio, el presidente de la Junta de Cofradías de Valladolid, Isaías Martínez, planteaba que no contemplan una posible suspensión de las procesiones de la Semana Santa vallisoletana, declarada de Interés Turístico Internacional: “es algo que no entra en nuestro vocabulario”, aunque posteriormente asumió que si las autoridades sanitarias lo requirieran “no se saldrá a la calle, nada más”, y cada cofradía decidirá cómo organizar y celebrar sus actos penitenciales.

El obispado de Segovia ya tomó medidas la semana pasada ante esta situación y secundó las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y el Gobierno regional para intentar evitar el contacto físico durante las celebraciones religiosas con el fin de evitar riesgos relacionados con el coronavirus. Sugiere retirar el agua bendita de las pilas en iglesias, ofrecer “otro gesto de paz” en la Eucaristía diferente al tradicional abrazo o estrechamiento de mano, y recomienda a las personas que distribuyen la comunión que se laven las manos antes y después de prestar este servicio, y hacer reverencias en lugar de besar o tocar las imágenes religiosas.