Guardia Civil. / KAMARERO
Publicidad

La Guardia Civil de Segovia ha detenido a tres personas por la presunta comisión de un delito de usurpación de una vivienda en una localidad cercana a Segovia. La actuación se inició tras una llamada recibida a través del teléfono 062 en la que un ciudadano alertaba de una posible ocupación ilegal de una vivienda, en la que se escuchaban fuertes golpes.

La Guardia Civil pudo comprobar la flagrancia del hecho delictivo, por lo que procedió a la detención de dos personas que se encontraban accediendo a la vivienda en ese momento y a los que no se les pudo encontrar ningún tipo de herramientas, por lo que se sospechó de la implicación en los hechos de al menos una tercera persona. Posteriormente, tras el trascurso de la investigación se detuvo a una tercera persona que, al parecer, se encontraba en el portal de la vivienda cuando presuntamente iba a ser usurpada.

Esta última persona fue identificada, gracias a la colaboración ciudadana, junto a un vehículo de su propiedad estacionado en las inmediaciones de la vivienda y en cuyo interior se ocultaban diversas herramientas necesarias para abrir puertas, así como diferentes cerraduras. Tras la identificación y manifestación de esta persona de por qué se encontraba en ese lugar, se pudo comprobar que fue la que realizó el forzamiento de la cerradura de la puerta de entrada a la vivienda para poder así acceder a su interior.

Los hechos apuntan a que esta última persona pudiera formar parte de un grupo delictivo especializado en la ocupación ilegal de viviendas y a su posterior arrendamiento, teniendo cada integrante del grupo un cometido específico en la comisión del delito.

Los detenidos junto con las diligencias policiales fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente.