La delegada del Gobierno comunicó los detalles de la operación realizada en Segovia, Madrid y Miranda de Ebro. / Kamarero
Publicidad

Una operación contra el tráfico de drogas, desarrollada durante cinco meses en colaboración entre la Guardia Civil de Segovia y la Policía Nacional de Miranda de Ebro, ha permitido la total desarticulación de una organización criminal, la detención de 23 personas, 16 de ellas en Segovia y Madrid, el esclarecimiento de un asesinato en Miranda de Ebro y la incautación de casi 13 kilogramos de cocaína, valorada en unos 760.000 euros.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín Juárez, presentó ayer los detalles de la ‘Operación Resurgir’, acompañada por la subdelegada del Gobierno en Segovia, Lirio Martín; el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente; y responsables de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado de ambas provincias. Entre ellos, José Luis Ramírez, teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia y Félix López Rivera, comisario jefe provincial de Operaciones de la Policía Nacional de Burgos.

Una operación que comenzó a principios de año con la detención de un aumento en la venta de sustancias estupefacientes, en particular de cocaína, en diversos puntos de ocio de la capital y localidades próximas. La Guardia Civil de Segovia consiguió identificar varias personas vinculadas con una red de distribución de drogas a nivel nacional, altamente sofisticada en sus medidas de seguridad. “El objetivo era partir del menudeo e ir subiendo en los niveles de la organización”, detalló José Luis Ramírez.

Las investigaciones continuaron hasta dar cuenta de que un miembro visitada Suramérica con el objetivo de importar grandes cantidades de droga. El 24 de mayo se localizó un pasajero que regresaba de Colombia en el aeropuerto de Barajas y se pudo verificar que transportaba en dobles fondos de maletas un total de 11.370 kilogramos de cocaína de extrema pureza. El detenido, encargado de traer y gestionar la droga, posee antecedentes y estuvo relacionado con el robo de las coronas de la Virgen de la Fuencisla.

El día 23 de junio se interceptó un vehículo que transportaba 1.316 kilogramos de cocaína desde Madrid hacia Segovia, haciendo uso de “un sofisticado método de ocultamiento de la droga”, matizó la delegada del Gobierno. Gracias a esta circunstancia, los investigadores de la Guardia Civil pudieron detener a los sospechosos tras realizar los correspondientes registros en Segovia y Madrid los días 24 y 25 de junio.

La investigación de la Guardia Civil permitió ubicar en Leganés (Madrid), un domicilio que la organización utilizaba como laboratorio para tratar, cocinar y cortar la droga, con el objetivo de multiplicar su peso y aumentar su valor. Esta vivienda se encontraba siempre custodiada por dos miembros. El día 2 de julio, la Guardia Civil de Segovia pudo detener en la vía pública a uno de los objetivos, para posteriormente registrar el domicilio y detener al segundo integrante.

En el laboratorio se encontraron útiles necesarios y sustancias químicas utilizadas para cocinar la droga. Los efectivos de la Guardia Civil se incautaron de 88 gramos de cocaína, 48 gramos de anfetamina, 2 gramos de metanfetamina, 6 litros de acetona, 6 kilos de sustancias para corte, básculas, termo selladoras, prensas, moldes, mezcladores, y material de seguridad para el manipulado de los productos químicos.

Asesinato en Miranda de Ebro

Durante el transcurso de las investigaciones, la Guardia Civil de Segovia tuvo conocimiento de un posible asesinato entre miembros de la organización criminal en Miranda de Ebro, Burgos. Comenzó así su colaboración con la Policía Nacional de Burgos, que se incrementó al encontrar, a primeros de mayo, un cuerpo con evidencias de violencia en la zona de meandros del río Ebro, en la pedanía de Molntañana, a escasos kilómetros de Miranda de Ebro.

De esta forma, se desarrolló otro operativo en la localidad burgalesa, que no ha sido comunicado hasta ayer para evitar filtraciones de información que pudieran afectar al operativo antidroga. La causa del asesinato fue un disparo, aunque este no fue mortal y la víctima falleció tras desangrarse durante horas, en un acto de “extrema violencia”, como lo calificó el teniente coronel de la Guardia Civil de Segovia.

El móvil fue una disputa interna dentro de la organización, que tenía un punto de venta en Miranda de Ebro, por la custodia de la droga. A raíz de este asesinato, los integrantes de la red criminal reforzaron sus medidas de seguridad. La delegada del Gobierno destacó la “magnífica colaboración entre ambos cuerpos de seguridad para esclarecer las circunstancias de este asesinato” que relacionó y conectó a los miembros de la organización criminal.

Balance final

La ‘Operación Resurgir’ se saldó con 23 personas detenidas por delitos de integración en organización criminal, tráfico de drogas, blanqueo de capitales y asesinato. En Segovia y Madrid fueron detenidas 16 personas, mientras que en Miranda de Ebro se detuvo a otras 7, presuntamente relacionadas con el asesinato.

Asimismo, los cuerpos de seguridad del Estado realizaron 13 registros domiciliarios en estas tres localidades y se incautaron de un total de 13 kilogramos de cocaína de gran pureza; 48 gramos de anfetamina y 2 gramos de metanfetamina; varias dosis de hachís listas para su venta; cinco vehículos de gama media y alta; y más de 7.000 euros en metálico.
Cuatro de los detenidos en Segovia se encuentran ya en prisión, además del presunto autor del asesinato de Miranda de Ebro, que también ha sido acusado por la operación antidroga.

De esta forma, la Guardia Civil dio por conseguida la desarticulación completa de la red criminal, en todos sus escalones organizativos, desde los encargados en introducir la droga en España, hasta los vendedores en las ciudades, pasando por los integrantes del laboratorio de Leganés. “Hemos llegado hasta el final, desde el menudeo de Segovia hasta Colombia, pasando por cada escalón”, sentenció el teniente coronel de la Guardia Civil de Segovia.

En la operación se contó con la participación del Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional (GEO), del Centro Nacional de Desaparecidos (CNDES), del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), del Grupo de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS), del Servicio Cinológico del mismo Cuerpo especializado en la búsqueda de restos biológicos, de la Unidad Especial de Intervención (UEI), de la Agrupación Rural de Seguridad (ARS) y del Servicio Cinológico de la Guardia Civil de Segovia.