Los empleados protestaron ayer ante las oficinas de Fenosa, en la carretera de Palazuelos. /KAMARERO

Los trabajadores de INSERGAS, empresa subcontratada por Unión Fenosa (Naturgy), de lectura y arreglo de contadores eléctricos, e integrada también por técnicos de operaciones, exigen la subrogación de sus contratos laborales, según se establece en el convenio colectivo de Industrias Siderometalúrgicas de la provincia de Segovia.

La nueva empresa a la que Fenosa ha subcontratado los servicios, APP Plus Norcontrol, ha rechazado asumir la subrogación de esos contratos, lo que deja, de momento, a unos 16 trabajadores en la calle, ya que INSERGAS concluyó su contrato el pasado 31 de octubre, así como el de sus trabajadores, empleados que, en algunos casos, llevan hasta veinte años siendo asumidos por las diferentes empresas que han sido subcontratadas, habiendo perdido muchos derechos en estos años, aunque sus contratos siempre han sido subrogrados.

Así lo explicaba ayer a esta Redacción el delegado de UGT de INSERGAS, Rafael Sanz Cecilia, tras la protesta realizada por los trabajadores ante las puertas de Unión Fenosa de Segovia. A este respecto, Rafael Sanz explicaba que Naturgy es “responsable subsidiaria” de esta situación, ya que finalmente es la que contrata los servicios. “Queremos que se cumpla la ley y el convenio del Metal”, señala el delegado sindical, que anuncia denuncias individuales de los trabajadores por la situación, “contando con el apoyo de la Inspección de Trabajo”, concluyó.