Titirimundi concluye con el 97% de ocupación

La 35 edición del festival, marcada por el protocolo Covid, ha llegado a su fin con éxito de aforo y una gran expectación para el próximo año

Durante estos días se han vendido las 6.002 entradas puestas a la venta de manera anticipada. / NEREA LLORENTE
Durante estos días se han vendido las 6.002 entradas puestas a la venta de manera anticipada. / NEREA LLORENTE

El 35 Festival Internacional de Teatro de Títeres de Segovia Titirimundi, que se ha desarrollado desde el 2 hasta el 5 de septiembre, ha terminado con un balance de un 97% de ocupación de sus aforos en las 128 funciones que han llevado a cabo 21 compañías en patios, jardines, salas de interior y terrazas de la ciudad (35 espacios).

Los actos del Teatro Juan Bravo oscilaban entre el lleno absoluto en la función de El Espejo Negro, y el 95% de ocupación en las actuaciones de la compañía Natacha Belova-Iacobelli con su espectáculo Chaika, que inauguró por todo lo alto la edición, y Festuc (Adiós Peter Pan). Por su parte, el resto de las salas de interior llegaban al 100%, con la incorporación de espacios como el jardín del Palacio Episcopal.

Durante estos días se han vendido las 6.002 entradas puestas a la venta de manera anticipada desde el 6 de agosto, y en los patios y jardines de mayor tamaño se ha podido ampliar el número de filas aforadas al disponer las sillas por grupos familiares y convivientes. Por esta razón, en estos espacios se ha logrado dejar a la venta un 3% más de entradas para adquirir en puerta, del que se ha cubierto una tercera parte. Así, ha habido un total aproximado de un 96% de ocupación en patios y jardines.

Por ello, ha sido un Titirimundi especial; es la segunda vez que no se ha podido disfrutar de espectáculos de calle ni de talleres de títeres, ni de campañas escolares presenciales debido al protocolo Covid.