Tercera protesta en las calles de Segovia contra la reforma laboral

La pancarta que encabezaba la manifestación, portada por los principales representantes sindicales de la provincia, rezaba ‘Huelga general contra la reforma laboral’.

Segovia vivió en la tarde de ayer, coincidiendo con la jornada de huelga general, la tercera manifestación en contra de la reforma laboral impulsada por el Gobierno del Partido Popular, tras las convocadas por los principales sindicatos el 19 de febrero y el 11 de marzo. La marcha de ayer fue sin duda la más multitudinaria de las tres, aunque las cifras de participantes varían según las fuentes.

Así los sindicatos, satisfechos con la participación conseguida, hablaban de entre 6.000 y 8.000 personas, mientras la Subdelegación del Gobierno en la provincia reducía esa cifra a unas 1.300, de acuerdo con las estimaciones realizadas por la Policía Nacional.

La manifestación partía a las seis y media de la tarde del edificio sindical de Fernández Ladreda, encabezada por una pancarta en la que podía leerse ‘Huelga general contra la reforma laboral’, junto a los logos de UGT y CCOO. La pancarta era portada precisamente por representantes de los sindicatos convocantes, entre ellos el secretario provincial de CCOO, Ignacio Velasco; y Fernando Fernández, portavoz de UGT en Segovia.

El recorrido se extendió por Fernández Ladreda, hasta llegar al Azoguejo, para subir después por la Calle Real hasta la Plaza Mayor y dirigirse, por Cronista Lecea y la Calle Colón, hasta la Subdelegación del Gobierno, donde concluyó el recorrido y se dio lectura al manifiesto conjunto redactado por las entidades convocantes.

El manifiesto rechaza nuevamente la reforma laboral impulsada por el Gobierno, que los sindicatos consideran “un paso más en las políticas de desmantelamiento de los derechos laborales y sociales para satisfacer las exigencias de los mercados financieros y las grandes empresas”.

La convocada por CCOO y UGT no fue la única protesta contra la reforma laboral que se vivió ayer en las calles de Segovia, ya que un grupo de estudiantes protagonizaban por la mañana una concentración en la Plaza del Salvador. La protesta, que no tenía la pertinente autorización, aunque se desarrolló sin incidentes, contó con la participación de unos 300 jóvenes.