‘El tambor de Cora’ se representará mañana lunes 28 de diciembre. / EL ADELANTADO

El Teatro Juan Bravo vivirá a lo largo de los tres próximos días su particular traca final de despedida del año, con los niños ocupando, de forma principal, sus butacas. ‘El desván de los hermanos Grimm’ este domingo, 27 de diciembre, ‘El tambor de Cora’ el lunes 28 y ‘El viaje de Ulises’ el martes 29 subirán al escenario más importante de la provincia para que el 2020 acabe de la mejor manera: con las sonrisas de los más pequeños.

Las tres funciones, al igual que las que les han precedido en esta programación especial navideña destinada al público familiar, darán inicio a las 19:00 horas y tendrán un precio único de entrada de 5 euros, lo que las convierte en el plan perfecto para una tarde de padres e hijos, abuelos y nietos, tíos y sobrinos o encuentros de amigos con niños pequeños.

‘El desván de los hermanos Grimm’, la obra con la que dará inicio esta traca final, es, como se puede intuir, un conjunto de cuentos que duermen en el desván de una casa grande en un pueblo pequeño. Los objetos antiguos invitan a desempolvar emociones e historias que Escenoteca va a descubrir con la ayuda del público y de las alternativas que ofrece el teatro de objetos y la narración oral. ‘Pepita la Camisona’, ‘Blancanieves se cansó’, ‘Caperucita y el lobo de mar’, ‘La mano muerta y el grito amaestrado’ o ‘La luna de galleta’ serán algunas de las historias que la directora y actriz Pepa Muriel sacará del baúl de los recuerdos de su infancia.

Algo más diferente a todos esos cuentos es la historia de Félix y Cora en ‘El tambor de Cora’, una obra con la que niños y mayores aprenderán sobre la generosidad y la solidaridad. Y es que, Félix y Cora enseñarán al público a ver las dificultades desde la valentía y la imaginación en una obra alejada de lo común que aborda un tema adulto, el de los trasplantes, desde un punto de vista inocente y unas metáforas cargadas de ternura y emotividad.

Con la ayuda de Cora, cuyo corazón late con la fuerza de un tambor a pesar de que ya no lo necesita, Félix conseguirá superar una aventura por un desierto helado y encontrar el corazón que repiquetea a lo lejos.

Para finalizar, y con la bandera del premio Feten al mejor espectáculo en 2019 ondeando en su barco, el Ulises de Teatro Gorakada se embarcará en un viaje por el escenario del Juan Bravo en el que habrá numerosas dificultades, pero también distintos modos de superarlas como si de un juego se tratara.

Una vez que el héroe griego consiga llegar a Ítaca, el Teatro Juan Bravo de la Diputación cerrará sus puertas hasta finales de enero.