La empresa colocó, y amarró, las señales de prohibido estacionar, que informan también de los trabajos de pintura el lunes y el martes. / E. A.
Publicidad

“Esto es un no vivir”, bromea una conductora, vecina de La Albuera, por la situación vivida con el Plan Municipal de Asfaltado de este año, que ha incluido vías tan importantes en este barrio como la avenida del Marqués de Lozoya. Lo del asfaltado, a pesar de las lógicas molestias, ha sido muy bien recibido pero los residentes están ‘mosqueados’ con las señales. Ahora que la Concejalía de Obras anuncia la reanudación de la pintura de las vías asfaltadas, de la señalización horizontal, la confusión ha vuelto a reinar durante unas horas por las señales de prohibido aparcar estratégicamente situadas en la avenida.

El jueves por la mañana se colocaron en una de las aceras pero la sorpresa fue mayúscula al comprobar que llevaban pegado un cartel de Padecasa, la empresa adjudicataria del asfaltado, anunciando trabajos desde el 5 al 9 de octubre. En su descargo, hay que decir que estaban colocadas de espaldas a la calzada pero más de un conductor se quedó con la mosca en la oreja. En otro tramo de esta misma vía el cartel aparecía con el mismo texto pero dejando en blanco las fechas de los trabajos, añadiendo intriga al asunto.

Finalmente, los carteles fueron sustituidos por otros que informan de que los trabajos de pintura se llevarán a cabo entre las 7,30 y las 20 horas el lunes 26 y el martes 27. Más suspense por las dudas de si Padecasa trabajará en festivo, ya que al caer la festividad de San Frutos en domingo, mañana lunes es día no laborable en la capital.

Suspense en La Albuera con la señalización

Suspense en La Albuera con la señalización

 

 

 

 

 

No es la primera vez que Padecasa se lía con las señales de prohibido aparcar. Ya en septiembre generó confusión poniendo carteles y señales para luego retirarlos y días después cambiarlos por otros nuevos.

La Concejalía de Obras, por su parte, se cura en salud y se ha limitado a informar de que se reanudan –aunque no informó del inicio– los trabajos de pintado y señalización horizontal, una vez transcurrido el periodo necesario para el curado y consolidación del asfaltado, y prevé que concluirán en dos semanas (dependiendo de la meteorología), dando fin al plan municipal.

Anuncia además que en otra zona de la ciudad, la calle de Madrona será a partir de ahora de dirección única.