Suspendido el juicio contra un acusado de pornografía infantil

El encausado alegó problemas de salud y la imposibilidad de trasladarse desde Mallorca, y la Sala pedirá un informe médico que avale su enfermedad, ya que en caso contrario ordenará su detención

La Audiencia Provincial de Segovia suspendió la vista oral contra el acusado de un delito de pornografía infantil y otro de prostitución de menores por no presentarse a la cita alegando problemas de salud, por lo que la Sala ha pedido un examen médico para comprobar su indisposición.

Según ha informado en declaraciones a los medios la abogada del procesado, el encausado, P.F.V., con una edad de entre 50 y 60 años, ha justificado su ausencia porque reside en Palma de Mallorca, no tiene medios económicos para desplazarse hasta Segovia y padece bronquitis crónica.

La Fiscalía pide para él seis años de prisión por un delito de utilización de menores para obtener material pornográfico infantil y otros dos por otro de prostitución infantil. En un breve acto celebrado este martes en la Audiencia Provincial de Segovia, la Fiscalía ha pedido la orden de detención del acusado y la defensa se ha opuesto porque considera que sí está a disposición de la justicia pero por padecer bronquitis no usa mascarilla y no es aconsejable que comparta medio de transporte ni sala con otras personas, según informa EFE.

Además, ha afirmado que necesita una máquina para ayudarle a respirar mientras duerme y que sólo dispone de una pensión de setecientos euros al mes para vivir, por lo que no puede costearse un medio de transporte para llegar a Segovia y el alojamiento para pernoctar allí.

El presidente de la Sala ha recordado que la Audiencia ya desestimó en un principio las razones de salud con las que el acusado trató de eludir su responsabilidad y que lo que tiene que ver con su condición económica no había sido expuesto hasta hoy, lo que le la hace pensar que se trata de “una excusa”.

Sin embargo, ha reconocido que, “si es cierto” lo informado acerca de su estado de salud, su detención e ingreso en prisión empeoraría su condición, por lo que la Sala ha pedido que se realice un examen médico al acusado en Palma de Mallorca.

Si los médicos concluyen que no existe tal enfermedad o esta no es tan grave, se procederá a la detención e ingreso en prisión del acusado para conducirlo a la Sala y celebrar finalmente la vista oral otro día con él presencialmente.

La abogada del acusado ha explicado que, según la fiscal, el procesado entró en contacto en 2019 con dos menores de edad residentes en Segovia a través de redes sociales y se hizo pasar por un joven llamado ‘Joaquín’, para lo que empleó fotos de un modelo masculino.

Con esta falsa identidad, el acusado convenció a una de las menores para que le enviase mensajes, fotos y vídeos de carácter sexual, materiales que no han sido aportados en la causa porque las víctimas ya los habían borrado cuando se descubrieron los hechos. Según la fiscal, P.F.V. ofreció a otra menor dinero por mantener relaciones sexuales, hechos que, si se demuestran, pueden ser constitutivos de un delito de prostitución infantil.

La causa arrancó con la denuncia del progenitor de una de las víctimas, que descubrió en el móvil de su hija los mensajes de carácter sexual y, a partir de la correspondiente investigación del número de teléfono y su rastro digital, dieron con el acusado.
La defensa solicita su libre absolución porque considera que los hechos no están acreditados y que quien se hiciera pasar por ese tal ‘Joaquín’ no es su representado, pues él ya no era usuario de ese número de teléfono cuando se produjeron los hechos.